Al Abadi traspasa formalmente sus poderes a Abdul Mahdi como nuevo primer ministro de Irak

Al Abadi traspasa sus poderes al nuevo primer ministro de Irak, Adel Abdul Mahdi
REUTERS / HANDOUT .
Publicado 25/10/2018 18:17:54CET

MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro saliente de Irak, Haider al Abadi, ha traspasado este jueves de manera formal sus poderes a su sucesor, Adel Abdul Mahdi, menos de un día después de que el Parlamento le ratificara en el cargo y aprobara a más de la mitad de su Gobierno.

Según las informaciones recogidas por la cadena de televisión local Al Sumaria, Al Abadi ha prometido "ayudar" a Abdul Mahdi y le ha deseado "suerte" durante su etapa como primer ministro del país asiático.

"Apoyaremos a Abdul Mahdi para que su misión sea un éxito", ha dicho, antes de mostrarse "orgulloso" por la "atmósfera democrática de transición pacífica entre gobiernos en Irak".

Por su parte, el nuevo primer ministro iraquí ha prometido que las prioridades de su Ejecutivo serán la erradicación de la pobreza, la creación de puestos de trabajo y la mejora de los servicios básicos para la población.

"Damos gran importancia a trabajar con espíritu de equipo entre todos los ministerios para lograr unos buenos resultados que beneficien a la población", ha manifestado durante el acto. Asimismo, ha resaltado que "hay muchos problemas" en el país y ha prometido "luchar contra la corrupción".

Abdul Mahdi ha anunciado además que trasladará su oficina y las del Gobierno fuera de la 'Zona Verde' de Bagdad y ha manifestado que "todo Irak debe ser una zona verde".

De hecho, la primera reunión del gabinete ha tenido lugar poco después fuera de este área, fuertemente fortificada y donde se encuentran las instalaciones oficiales y embajadas.

"La seguridad y la belleza deben estar en todas partes en Irak. Los funcionarios deben compartir todo con los ciudadanos, lo bueno y lo malo. Debemos compartir todo con nuestro pueblo", ha explicado.

En otro orden de cosas, ha manifestado que Irak priorizará sus intereses a la hora de ayudar a Estados Unidos a aplicar sus sanciones contra Irán, que cuenta con una importante influencia en el país.

"Queremos proteger a Irak de cualquier interferencia en sus asuntos, en los asuntos de otros países, ya sea un país vecino o uno de cualquier otra parte del mundo", ha dicho, tal y como ha recogido la agencia británica de noticias Reuters.

LA RATIFICACIÓN DE ABDUL MAHDI

La ceremonia ha sido celebrada en Bagdad menos de un día después de que el Parlamento diera su aprobación parcial al Ejecutivo de Abdul Mahdi y le ratificara en el cargo. En total, catorce de los 22 ministros propuestos recibieron 'luz verde'. En este sentido, el nuevo primer ministro ha resaltado que este proceso terminará "pronto".

Entre los confirmados figuran Mohamed Alí al Hakim al frente de Exteriores, Fuad Hussein a cargo de Finanzas, Zamer Ghadhban como titular de Petróleo, Naim al Rubaie como ministro de Comunicaciones y Salé Husein al frente de Agricultura.

También fueron confirmados Bankin Rikani como ministro de Construcción, Ahmed Riad en Juventud, Alaa Abdul Saheb en Sanidad, Salé an Yuburi en Industria, Luai Jatib en Electricidad, Abdulá al Luaibi en Transportes, Mohamed Hashem en Comercio, Basem al Rubaie en Trabajo y Yamal al Adli en Recursos Hídricos.

LA DESIGNACIÓN DEL NUEVO PRIMER MINISTRO

Abdul Mahdi fue nombrado como primer ministro designado el 2 de octubre, apenas dos horas después de que el Parlamento eligiera a Barham Salí como nuevo presidente del país.

Según la Constitución del país asiático, Abdul Mahdi cuenta con 30 días desde su nombramiento para formar un Ejecutivo y presentarlo al Parlamento para su aprobación, en medio de las diferencias en el Parlamento entre las principales coaliciones, lo que ha aplazado la formación de Gobierno desde la celebración de elecciones generales en mayo.

El influyente clérigo chií iraquí Muqtada al Sadr, cuya coalición se hizo con la victoria en las parlamentarias, reclamó el 4 de octubre a los miembros de su bloque parlamentario que no acepten cargos en ministerios en el nuevo Gobierno y dio un año de margen al nuevo Ejecutivo para aplicar reformas.

"Hemos ordenado que este Gobierno sea creado sin presiones partidistas, sectarias o étnicas mientras se preserva el bello mosaico iraquí", dijo, antes de resaltar que para ello ha pedido a su bloque parlamentario que no sea parte del mismo.

En este sentido, manifestó que dará "un año" de margen al nuevo primer ministro para demostrar que es capaz de sacar adelante una agenda de reforma y mejorar la situación socioeconómica en el país.