Abdulá destaca la "apertura sin precedentes" a los talibán y apuesta por relanzar un proceso de paz en Afganistán

El primer ministro de Afganistán, Abdulá Abdulá, en Asamblea General de la ONU
REUTERS / EDUARDO MUNOZ
Publicado 26/09/2018 23:24:48CET

MADRID, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

El jefe ejecutivo de Afganistán, Abdulá Abdulá, ha destacado este martes la "apertura sin precedentes" por parte del Gobierno para intentar abrir negociaciones de paz con los talibán y ha apostado por un proceso nacional para lograr un "acuerdo político" a raíz de la reconciliación.

"Afganistán ha pasado página y ha hecho aperturas sin precedentes para que los talibán sean parte de un proceso de paz creíble encabezado por los afganos que pueda llevar a un acuerdo político justo y extenso a través de conversaciones y reconciliación", ha manifestado.

Sin embargo, ha dicho que "agendas ajenas han evitado que se replicara un segundo alto el fuego" en el país tras el anunciado a principios de año, al tiempo que ha agregado que pese a ello las autoridades "no descansarán" en su búsqueda de la paz.

En su discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas, Abdulá ha recalcado que "mirando atrás a los últimos 25 años, es un requisio previo para unas conversaciones aprender de la historia de los contactos de paz".

Asimismo, ha destacado las "importantes pruebas populares" que supondrán para el país las elecciones parlamentarias de octubre y las presidenciales de 2019, antes de explicar que tanto él como el presidente, Ashraf Ghani, "están de acuerdo en que la legitimidad política emana de la voluntad popular".

"Mientras perseguimos los esfuerzos de paz y hacemos frente a los desafíos de seguridad y gobernanza, sabemos que, eventualmente, tendremos que garantizar que, dadas las circunstancias, el proceso electoral sea de confianza y el electorado pueda estar de acuerdo con un resultado creíble y legítimo", ha argumentado.

"Independientemente de quién gane o pierda, el futuro de Afganistán depende de seguir fomentando el consenso nacional que da una unidad de propósito destinada a la paz y la estabilidad política que deriva de la legitimidad de unos fundamentos pluralistas, inclusivos y democráticos", ha añadido.

Por otra parte, ha reiterado el compromiso de Kabul en materia antiterrorista y ha pedido a la comunidad internacional un acuerdo sobre la definición de terrorismo y sobre el papel en la expansión de este fenómeno de las redes criminales de tráfico de drogas y otras formas de financiación de estos grupos.

"Afganistán ha perdido en el último cuarto de siglo decenas de miles de vidas inocentes y ha sufrido graves daños en infraestructura, en parte a causa de la geografía, en parte a causa de estrategias a corto plazo y agendas regionales que han generado una dependencia de los actores no estatales acostumbrados a mantener a otros inestables a través de la violencia y la promoción del extremismo", ha criticado.

"Hemos pedido a los estados vecinos, especialmente Pakistán, que ayuden a las sociedades a hacer frente a esta amenaza", ha dicho Abdulá, quien ha resaltado que "todos los actores deben acordar hacer frente a todas las sombras del terrorismo como si fueran una".

Por último, el primer ministro afgano ha alertado del "abrumador" desafío "asociado a una inminente sequía, el reasentamiento de refugiados y los desplazados internos provocados por las anormalidades climáticas y naturales, la inseguridad aliemtnar y las amenazas de seguridad".