Aceptada en Israel la candidatura de un candidato ultraderechista y rechazada la de un partido árabe

Israel.- Aceptada en Israel la candidatura de un candidato ultraderechista y rec
REUTERS / BAZ RATNER
Publicado 07/03/2019 17:25:55CET

MADRID, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Comité Electoral Central de Israel ha aprobado este jueves la candidatura de un candidato ultraderechista y ha rechazado la de un partido árabe que ha sido acusado por el primer ministro, Benjamin Netanyahu, de apoyar al terrorismo.

La decisión del organismo ha llegado en ambos casos en contra de la recomendación del fiscal general, Avichai Mendelblit, quien había objetado contra la candidatura del líder del partido Otzma Yehudi (Poder Judío), Michael Ben Ari, y había apoyado las de la Lista Árabe Unida-Balad y la de Ofer Cassif, de la alianza Hadash-Taal.

Tanto Ben Ari como Itamar Ben Gvir, ambos miembros del ultraderechista Otzma Yehudit, habían presentado quejas contra ambas listas, según ha informado el diario israelí 'Haaretz'. Las decisiones serán presentadas el domingo ante el Tribunal Supremo para su aprobación.

Fuentes políticas árabe-israelíes citadas por el diario han descrito la descalificación de la Lista Árabe Unida-Balad como una muestra del "racismo" y la "deslegitimación" de la sociedad árabe en Israel y han acusado al Likud de Netanyahu de incitación contra los árabes.

El propio Likud había presentado recurso contra la aceptación de la candidatura de la Lista Árabe Unida-Balad, mientras que el presidente de Yisrael Beitenu, el exministro de Exteriores Avigdor Lieberman, lo había hecho contra Cassif.

Cassif fue acusado de equiparar a Israel y su Ejército con la Alemana nazi y abogó por combatir el 'judeonazismo', respaldó cambiar el himno y tildó de "basura neonazi" a la ministra de Justicia, Ayelet Shaked.

Por otra parte, los políticos que presentaron recurso contra la candidatura de Ben Ari han anunciado que acudirán al Supremo para que dé marcha atrás y revoque la decisión del Comité Electoral Central.

Hasta ahora, los sondeos pronostican una victoria de Netanyahu y su partido Likud, que se haría con unos 30 escaños de los 120 que componen la Knesset, y podría gobernar al frente de una coalición de derechas similar a la que lidera en la actualidad.

Sin embargo, las encuestas vaticinan que la pugna estaría más ajustada en caso de que Benny Gantz y Yair Lapid aunaran fuerzas, como finalmente ha ocurrido --para formar la Alianza Azul y Blanco--, y consiguieran conformar un bloque de centro e izquierda en el Parlamento.

NETANYAHU SE UNE A LA ULTRADERECHA

En respuesta, Netanyahu ha optado por aliarse con Otzma Yehudi y con otro partido ultraortodoxo, Hogar Judío, ante las buenas perspectivas de la Alianza Azul y Blanca, integrada por Hosen L'Yisrael (Partido Resiliencia de Israel), Yesh Atid y Telem.

Los dirigentes de Poder Judío se reivindican como sucesores del rabino Meir Kahane, un líder religioso nacido en Estados Unidos y que llegó a ser diputado de la Knesset por el partido Kach, prohibido en Israel por racista.

Kahane, que defendía "transferir" a los palestinos a los países árabes vecinos y prohibir los matrimonios entre judíos y árabes, fue asesinado en Nueva York en 1990 por un estadounidense nacido en Egipto.

La imagen de Netanyahu se ha visto dañada además por el anuncio la semana pasada de Mandelblit sobre su intención de imputarle por soborno, fraude y violación de la confianza en tres casos diferentes, a la espera de las vistas.

Netanyahu está siendo investigado en los conocidos como caso 1000, 2000 y 4000, en los que es sospechoso de aceptar regalos de empresarios a cambio de favores políticos, alcanzar un acuerdo con un medio para lograr una cobertura favorable a cambio de dañar a un diario de la competencia, y entregar concesiones a un empresario a cambio de una cobertura favorable en un portal de noticias.

El propio Netanyahu afirmó tras el anuncio de Mendelblit que "la izquierda está en una caza" contra él y denunció un "libelo de sangre" contra él, su esposa, Sara Netanyahu, y su hijo. "Este castillo de naipe se derrumbará", zanjó.

Contador

Para leer más