La ultraderechista AfD se convierte en la segunda fuerza política en Sajonia y Brandeburgo

Actualizado 01/09/2019 23:47:16 CET
Joerg Meuthen, Beatrix von Storch y Joerg Urban, dirigentes de Alternativa por Alemania (AfD), celebrando las encuestas a pie de urna de las regionales en Sajonia y Brandeburgo
Joerg Meuthen, Beatrix von Storch y Joerg Urban, dirigentes de Alternativa por Alemania (AfD), celebrando las encuestas a pie de urna de las regionales en Sajonia y Brandeburgo - REUTERS / WOLFGANG RATTAY

BERLÍN, 1 (EUROPA PRESS)

El partido de ultraderecha Alternativa para Alemania (AfD) se convertiría en la segunda fuerza política en los parlamentos regionales de los estados de Barndeburgo y Sajonia, según proyecciones elaboradas ya sobre voto real.

En Sajonia la Unión Cristiano Democrata (CDU) de la canciller Angela Merkel ha sido la opción más votada (32,5 por ciento), siete puntos menos que en 2014, seguida de AfD, que obtendría un 27,8 por ciento de votos, casi 20 puntos más. La tercera fuerza es La Izquierda (10,1 por ciento, ocho puntos menos), seguida de Los Verdes (8,4 por ciento) y el histórico Partido Socialdemócrata (SPD, 7,8 por ciento).

En Brandeburgo, el estado que rodea la ciudad autónoma de Berlín, la primera opción es el SPD (26,1 por ciento, cinco puntos menos que en 2014), seguido de AfD (23,8 por ciento y diez puntos más), CDU (15,7 por ciento tras una caída de ocho puntos), La Izquierda (10,7 por ciento, siete puntos menos) y Los Verdes (10,6 por ciento y 4 puntos más).

Con estos datos, por lista de partidos el SPD obtendría 25 de los 88 asientos del parlamento regional, seguido de los 23 de AfD y los 15 de la CDU. Los Verdes y La Izquierda tendrían diez asientos cada uno y los Electores Libres, otros cinco, una aritmética que apunta a una coalición SPD-Verdes-Izquierda que sumaría 45 escaños.

Destaca en particular la alta participación en estas elecciones, muy superior a la registrada en 2014. En Sajonia ha votado el 65 por ciento del electorado, muy por encima del 39 de hace cinco años; mientras que en Brandeburgo la participación ha alcanzado el 60,5 por ciento, también por encima del 47,9 por ciento de 2014.

Sin embargo, este incremento de participación sí está más en la línea de otras elecciones más recientes, como las europeas del pasado mes de mayo o las elecciones al Parlamento federal de hace dos años, cuando el 75,4 por ciento de electores votó en Sajonia y el 73,7 lo hizo en Brandeburgo.

"Estoy muy satisfecho de los resultados, pero AfD no es aún la primera fuerza", ha afirmado el líder de AfD Alexander Gauland tras conocerse los datos de los sondeos a pie de urna. "Nuestro trabajo acaba de empezar", ha destacado por su parte la otra cabeza visible de AfD, Joerg Meuthen, quien ha subrayado que su formación "no es un partido radical ni extremista".

Otros dirigentes de AfD han destacado el "gran éxito" de estos resultados en este "día histórico" tras el que "ya no podrán hacer política sin tenernos en cuenta", en palabras del cabeza de lista de AfD en Brandeburgo, Andreas Kalbitz. AfD "ha venido para quedarse", ha remachado.

Mientras, el secretario general del SPD, Lars Klingbeil, ha reconocido la responsabilidad de la dirección federal por estos resultados y ha apuntado a una "polarización" entre AfD y la CDU. "Lo que podemos aprender de esto es: actitud clara y concentración en los asuntos que interesan a la gente", ha explicado en declaraciones a la ARD en referencia a la victoria de su formación en Brandeburgo.

Por la CDU ha reaccionado Hans-Georg Maassen, quien ha reconocido la "dura derrota" de la formación en Sajonia. "La CDU de Sajonia está en el 32 por ciento, mientras que hace 20 años tenía el 56 por ciento", ha recordado. En Brandeburgo, el resultado es directamente un "desastre".

Contador