Actualizado 27/11/2020 22:12 CET

Macron tacha la agresión a un hombre negro de "inaceptable" y pide no aceptar "la brutalidad" en Francia

Protestas en París contra la ley que prohibe captar imágenes de policías
Protestas en París contra la ley que prohibe captar imágenes de policías - SADAK SOUICI / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha tildado la agresión al productor de música negro Michel Zecler de "inaceptable", antes de pedir que Francia no acepte "la violencia o la brutalidad, vengan de donde vengan".

"Las imágenes que todos hemos visto del asalto a Michel Zecler son inaceptables. Nos avergüenzan", ha zanjado Macron en una serie de mensajes publicados en su cuenta de Twitter, donde ha considerado que "Francia nunca debe permitir que florezcan el odio o el racismo".

El mandatario ha trasladado que ha pedido al Gobierno francés "propuestas rápidamente" para "reafirmar el vínculo de confianza que debe existir naturalmente entre los franceses y quienes los protegen" y para "luchar más eficazmente contra todas las formas de discriminación".

Así, ha aludido a la "ejemplaridad" de los franceses en su trato a la Policía y viceversa. En el primer aspecto, Macron ha asegurado que "nunca" aceptará la violencia perpetrada contra la Policía y la Gendarmería francesas.

Respecto a la "ejemplaridad" de los agentes de aplicación de la ley, ha precisado que "aquellos que hacen cumplir la ley deben obedecer la ley". "Jamás aceptaré que la violencia gratuita de unos pocos manche la profesionalidad de las mujeres y hombres que día a día aseguran con valentía nuestra protección", ha continuado.

Por otro lado, ha señalado que cree en los derechos, y ha aludido específicamente a la libertad de expresión, a la de prensa y a la de manifestación. "Nunca he dejado de defender estos principios y a todos los que los encarnan. Incluso frente a quienes, desde el exterior, planean hacernos retroceder", ha manifestado.

"Francia es un país de orden y libertad, sin violencia gratuita y arbitrariedad", ha reiterado, haciendo hincapié en que "los valores de la República no son negociables". "Nuestra responsabilidad colectiva es defenderlos y promoverlos", ha dicho.

La agresión a Zecler ha reavivado el debate sobre las prácticas de las fuerzas de seguridad y Macron ya había reconocido estar "impactado" por las imágenes, captadas por una cámara de seguridad a la entrada de un estudio de grabación en París.

Las imágenes fueron divulgadas el jueves por el portal Loopsider, que ha informado de que el hombre agredido se topó con la patrulla policial cuando se encontraba a las afueras del estudio sin mascarilla. Los agentes fueron a su encuentro, lo que derivó en una paliza en la que, según Zecler, se profirieron insultos racistas.

Los hechos tuvieron lugar el sábado y derivaron inicialmente en el arresto del productor, pero la difusión de las imágenes dio la vuelta al discurso y supuso no solo la liberación de Zecler y la retirada de los cargos, sino la suspensión de los agentes implicados, criticados públicamente por el ministro del Interior, Gérard Darmanin.

La polémica ha llegado al Elíseo y Macron ha hablado durante 15 minutos con Darmanin. Según fuentes cercanas al mandatario citadas por la cadena BFMTV, el presidente está "muy impactado" por las imágenes, que han visto la luz apenas unos días después del violento desalojo de un campamento de migrantes en la plaza de La República de París.

La Policía ha abierto investigaciones internas en ambos casos, a la espera también del frente judicial que pueda iniciarse por los presuntos abusos. La Fiscalía ha citado este viernes a cuatro agentes para interrogarlos por los golpes sobre Zecler.

Tanto este caso como el del campamento enturbian los trámites parlamentarios de una ley impulsada por el Gobierno y que limita la captación de imágenes en las que aparezcan miembros de las fuerzas de seguridad.

Para leer más