La alcaldesa de Baltimore impone el toque de queda a partir de este martes

Actualizado 28/04/2015 2:53:54 CET
Demonstrators jump on a damaged Baltimore police department vehicle during clash
SHANNON STAPLETON / REUTERS

WASHINGTON, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Baltimore, Stephanie Rawlings-Blake, ha impuesto el toque de queda en la ciudad a partir de este martes y durante una semana --entre las 22.00 y las 5.00 horas (hora local)-- por lo violentos disturbios registrados este lunes, que han obligado al gobernador del estado estadounidense de Maryland, Larry Hogan, a declarar el estado de emergencia y poner "en situación de alerta" a la Guardia Nacional.

Los hechos han tenido lugar tras el funeral de Freddie Gray, un joven afroamericano que murió en extrañas circunstancias mientras estaba bajo custodia policial. "Lo que está pasando esta noche en nuestra ciudad es muy preocupante", ha dicho la mandataria local, quien asegura que se están movilizando "todos los recursos posibles para controlar la situación y garantizar la paz", tal y como informa la cadena estadounidense CNN.

Para ello, también ha anunciado que la Guardia Nacional --puesta a disposición por el Gobierno estatal-- será desplegada "tan pronto como sea posible", después de que los violentos enfrentamientos entre manifestantes y la Policía local hayan dejado un saldo de, al menos, quince agentes heridos, así como importantes destrozos en el mobiliario público.

Según el relato del cuerpo de seguridad, los manifestantes han desobedecido las órdenes de los agentes de evacuar la zona y han seguido avanzando en su recorrido hacia la avenida de Pennsylvania. "Se han vuelto aún más violentos y agresivos", ha escrito la Policía de Baltimore en su perfil oficial de Twitter. Un vehículo de la Policía ha sido incendiado por los manifestantes, otros han sido destrozados y varios locales han sido asaltados.

CASO GRAY

Gray murió el 19 de abril tras sufrir una lesión en la médula mientras estaba bajo custodia policial. Seis agentes de Policía han sido suspendidos y está en curso una investigación interna. La alcaldesa, que ha pedido respuestas por este caso, ha lamentado que algunos agitadores hayan perturbado las marchas pacíficas.

"Estoy profundamente decepcionada de ver la violencia que se ha registrado en nuestra ciudad esta noche", dijo sobre las protestas del sábado. Los manifestantes reclaman que se procese a los seis agentes y una reforma de las tácticas policiales.

La semana pasada, el comisario de Policía Anthony Batts dijo que los agentes repetidamente no ofrecieron a Gray la asistencia médica que necesitaba y desatendieron otras normas.

Para leer más