Actualizado 25/05/2015 18:17 CET

Alemania recrimina a Rusia que no dejase entrar a un miembro de la CDU

BERLÍN, 25 May. (Reuters/EP) -

Alemania ha recriminado formalmente a Rusia este lunes que prohibiese la entrada de Karl Georg Wellmann, un miembro de Unión Demócrata Cristiana (CDU) de la canciller Angela Merkel, una decisión que el Ministerio de Asuntos Exteriores ha calificado de "inaceptable" en un momento en el que crecen las tensiones entre ambos países por la crisis del este de Ucrania.

La revista 'Focus' ha recogido declaraciones en las que Wellmann aseguraba que pasó la noche del domingo en la zona de tránsito del aeropuerto de Moscú, antes de su regreso a Alemania este lunes por la mañana. Según este medio, el político conservador habría señalado que aunque tenía un pase diplomático para entrar en Rusia, le prohibieron en el aeropuerto la entrada hasta 2019.

El Gobierno alemán ha emitido una queja al embajador ruso en Berlín y al embajador alemán en Moscú, Ruediger Freiherr von Fritsch, según ha informado el Ministerio de Asuntos Exteriores alemán. "Desde el punto de vista del Gobierno de Alemania el rechazo de Rusia de permitir la entrada a Wellmann es incomprensible e inaceptable", ha afirmado un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores. "Alemania espera que esta negativa se termine", ha agregado.

El político alemán ha detallado además que durante esta visita tenía planeado reunirse con el presidente del Comité de Asuntos Internacionales en la Cámara Alta del Parlamento ruso, Sergei Glazyev, con un asesor económico del presidente, Vladimir Putin, y con miembros de la Embajada alemana.

Wellmann, experto en política exterior de la CDU, llamó a Rusia "belicista" a comienzos de este año por su apoyo a los separatistas del este de Ucrania y ha pedido en numerosas ocasiones sanciones más duras a Rusia.

Las relaciones entre Rusia y Alemania se encuentran en su punto más bajo por el conflicto en el este de Ucrania y por las sanciones impuestas a Rusia por su apoyo a los separatistas prorrusos. Los enfrentamientos entre las fuerzas del Gobierno ucraniano y los rebeldes han dejado ya más de 6.000 muertos.

El mes pasado, Rusia también recriminó a Alemania la decisión de rechazar la entrada al aeropuerto de Berlín a tres miembros de un club de moteros simpatizantes del presidente ruso.

Para leer más