Alemania.- Tres estados alemanes adoptan tímidas restricciones al consumo de cigarrillos en lugares públicos

Actualizado 01/08/2007 22:19:53 CET

BERLIN (ALEMANIA), 1 Ago. (EP/AP) -

Las autoridades de los estados alemanes de Lower Saxony, Baden-Wuerttemberg y Mecklenburg-Pomerania Occidental decidieron hoy lanzar una serie de tímidas restricciones al consumo de tabaco en lugares públicos, unas medidas que se quedan cortas frente a las últimas normativas que rigen el hábito en países como Irlanda, Reino Unido o Italia y que ilustran la dificultad con la que Alemania está siguiendo de mala gana el camino hacia una Europa sin humos.

Los estados de Lower Saxony y Baden-Wuerttemberg prohibieron fumar en restaurantes, hospitales, colegios y edificios oficiales, donde no obstante se habilitarán salas especiales para los fumadores. Mientras tanto, en Mecklenburg-Pomerania Occidental se conformará por ahora con prohibir el cigarrillo en escuelas, hospitales y edificios públicos, ya que la ley que no permitirá fumar en restaurantes verá la luz en enero de 2008, la fecha en la que la mayoría del resto de los estados alemanes adoptarán también este tipo de restricciones.

La ley alemana permite que cada estado pueda fijar las restricciones al uso del tabaco al tiempo que decidan, por lo que el país se ha convertido en un mosaico de normativas sobre esta materia. Ante esta situación, en su tarea para promover la prohibición del humo en ciertos lugares el Gobierno federal sólo encontró obstáculos que recibían su respaldo desde la propia la Constitución.

Según Martina Poetschke-Langer, del Centro de Investigación Alemán sobre el Cáncer, es "esperanzador" que estados que han tenido tantas dificultades con este asunto desde el principio estén dando ejemplo al resto de esta forma.

Los abogados federales aprobaron una prohibición general en el transporte público y los edificios federales, incluido el Parlamento, el pasado mes de mayo y se espera que esta medida sea implementada el próximo 1 de septiembre. El estado de Bavaria, en el sur del país, aprobó una prohibición en este sentido que entrará en vigor el próximo 1 de enero de 2008 pero que permite una excepción para sus famosos establecimientos de bebidas.