Amnistía describe como "un gran paso adelante" la revocación de las leyes de orden público en Sudán

Publicado 29/11/2019 22:40:51CET
Mujeres en una calle de la capital de Sudán, Jartum
Mujeres en una calle de la capital de Sudán, Jartum - REUTERS / UMIT BEKTAS - Archivo

MADRID, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

La organización no gubernamental Amnistía Internacional ha descrito este viernes como "un gran paso adelante" la revocación en Sudán de las polémicas leyes de orden público, que regula la libertad de vestuario, movimiento, asociación, trabajo y estudio de las mujeres.

"Este es un gran paso adelante para los derechos de las mujeres en Sudán. La revocación de las leyes de orden público debió tener lugar hace mucho tiempo", ha dicho Seif Magango, subdirector de Amnistía para África oriental.

"Muchas mujeres fueron arrestadas arbitrariamente, golpeadas y privadas de sus derechos a la libertad de asociación y expresión bajo esta ley discriminatoria", ha sostenido, antes de pedir al gobierno de transición "que garantice que todo el régimen represivo de orden público es abolido".

Así, ha resaltado que "esto incluye los artículos que dictan la vestimenta de la mujer que siguen en el Código Criminal, la disolución de los tribunales y la policía de orden público, y la abolición de los latigazos como una forma de castigo".

El primer ministro sudanés, Abdalá Hamdok, ha destacado tras la decisión que las citadas leyes "fueron usadas como una herramienta de explotación, humillación y violación de los derechos" y que "muchos las usaron para la explotación financiera y psicológica".

"Por el camino, muchas mujeres y jóvenes sufrieron la confiscación de sus bienes y un daño inolvidable", ha dicho Hamdok, quien ha "rendido tributo a las mujeres y jóvenes del país que han sufrido las atrocidades provocadas por la aplicación de esta ley".

En este sentido, ha resaltado que la abolición de estas leyes "le recuerda la imagen de las valientes jóvenes que se subieron en la espalda de un joven que les ayudó durante una de las protestas".

"Ese momento fue una marca de victoria y un signo del bienestar de una nación cuyos hombres y mujeres jóvenes se ayudaron para cruzar las líneas de fuego y que no serán derrotados", ha manifestado a través de su cuenta en la red social Twitter.

"Reitero nuestro compromiso de reforzar el importante papel de las mujeres y las jóvenes, que han contribuido en gran medida al éxito de esta gloriosa revolución, en la reconstrucción de Sudán. Estamos comprometidos a allanarles el camino retirando todos los obstáculos históricos, sociales y legales", ha remachado.

"TERROR Y DISCRIMINACIÓN"

La decisión ha sido igualmente aplaudida por Aisha Musa, una de las dos mujeres que foman parte del Consejo Soberano. "Es momento de que se detenga la corrupción y este tratamiento a las mujeres de Sudán", ha dicho.

Así, ha criticado en declaraciones a la cadena de televisión británica BBC que el régimen del expresidente Omar Hasán al Bashir se centrara en controlar cómo vestían las mujeres en lugar de en su educación y sanidad.

En esta misma línea se ha expresado la activista Hala al Kalib, quien ha ensalzado que la revocación de la ley es un "paso gigante" para el país, antes de incidir en que dicha legislación "se fundamentó en el terror y la discriminación".

Por ello, ha denunciado que dicha ley autorizó "la caza de mujeres" y que las leyes afectaron de manera desproporcionadas a mujeres pobres y en zonas en confñicto, antes de abogar por dar más pasos para "poner fin a un marco legal muy discriminatorio".

Las leyes daban poder a las autoridades para controlar de forma arbitraria cómo vestían las mujeres, con quiénes hablaban y con quién es reunían. Los castigos iban desde los latigazos hasta las lapidaciones e incluso las ejecuciones.

Contador