Angola prohíbe grupos religiosos tras los mortales choques sectarios

Publicado 30/04/2015 20:22:11CET

LUANDA, 30 Abr. (Reuters/EP) -

El Gobierno de Angola ha prohibido la actividad de nueve grupos eclesiásticos que operan en la provincia de Huambo, donde según el principal partido de la oposición han muerto más de mil personas en enfrentamientos entre la Policía y una secta cristiana.

El Gobierno de la provincia de Huambo ha declarado junto a la Policía Nacional que los grupos cristianos ilegales necesitan bajo las nuevas leyes demostrar que cuentan con un mínimo de 100.000 miembros inscritos en al menos un tercio de las 18 provincias angoleñas, según ha informado 'Jornal de Angola'.

Varios grupos de Derechos Humanos han alertado de que estas prohibiciones son un ejemplo de la creciente restricción de libertades civiles y de expresión bajo el Gobierno del presidente Jose Eduardo dos Santos, que lleva 36 años al frente del mayor país cristiano del sur de África.

"El Gobierno controla los principales movimientos cristianos y es consciente de la influencia que estos tienen", ha dicho el director de Iniciativa para una Sociedad Abierta en el Sur de África, Elias Isaac. "Cuando el Gobierno siente que pierde el control de algo, te conviertes en una amenaza", ha agregado.

Estas prohibiciones llegan dos semanas después de que la Policía del país anunciase la muerte de nueve agentes durante el asalto en la provincia de Huambo que tenía como objetivo capturar a Jose Kalupeteka, líder de la secta ilegal 'Luz del Mundo', que se estima que cuenta con 3.000 miembros.

Las fuerzas de seguridad informaron de que durante el enfrentamiento entre la Policía y la secta religiosa murieron 13 civiles y 9 agentes, mientras que el principal partido de la oposición, Unión Nacional por la Independencia Total de Angola (UNITA), denunció que los muertos superaban el millar.

La organización AmAngola, una organización que respalda al presidente dos Santos, ha organizado una manifestación contra 'Luz del Mundo' para este fin de semana.

Angola, el segundo mayor exportador de crudo de África y un proveedor clave de petróleo a China, todavía sufre olas de violencia esporádica mientras se recupera de una guerra civil de 27 años, que terminó en 2002.

Para leer más