Publicado 23/07/2015 18:41CET

Arabia Saudí asegura que las relaciones con Hamás no han cambiado tras la reunión

DUBAI, 23 Jul. (Reuters/EP) -

El ministro de Exteriores de Arabia Saudí, Adel al Jubeir, ha dicho este jueves que la visita de la delegación de Hamás de la semana pasada fue más religiosa que política y que no han cambiado las relaciones entre Riad y el aliado palestino de Irán.

"La visita de Hamás al reino Saudí realizada por Jaled Meshaal y sus compañeros fue a la ciudad sagrada de la Meca. La postura del reino en relación a Hamás no ha cambiado", ha explicado Jubeir. Además, ha corregido las informaciones de los medios que han descrito el viaje de carácter político.

El encuentro del pasado viernes entre el rey Salman y Meshaal fue visto por los analistas regionales como parte del esfuerzo saudí por apuntalar la unidad árabe frente a la amenaza iraní, la cual Riad cree que ha aumentado tras la firma de la semana pasada del pacto nuclear entre Teherán y las seis potencias mundiales.

Una fuente de Hamás ha dicho que el encuentro del 17 de julio, el primero entre ambas partes desde hace años, reunió a los principales miembros del brazo político de Hamás con el rey saudí, el príncipe heredero y el ministro de Defensa, lo que pudo ser un posible acercamiento entre los palestinos y el aliado de Estados Unidos. Según esta fuente, uno de los temas discutido en la reunión fue la situación política de la región.

RECELO CONTRA LOS HERMANOS MUSULMANES

Arabia Saudí ve a Hamás con gran recelo desde hace años por su tradicional alianza con Irán y su vínculo con los Hermanos Musulmanes, un grupo al que los saudíes consideran una amenaza. Aunque la Hermandad, como Arabia Saudí, profesa el islam suní, Riad desconfía de la organización porque piensa que los conservadores valores religiosos que defiende podrían llevar a los ciudadanos a pedir unas elecciones que terminen con el reinado de la dinastía Al Saud.

Desde que el rey Salman fue nombrado rey en enero, ha detenido cualquier intento de acercarse a la Hermandad, aunque ha trabajado por reducir la tensión con los aliados del movimiento.

Especialmente, ha fortalecido los lazos de su país con los Gobiernos de Turquía y Qatar y ha ofrecido refugio a los líderes de Islah, la rama yemení de los Hermanos, después de que las fuerzas huthis se hicieran con el control de Saná.

Si mejorase las relaciones con Hamás, Riad apaciguaría a algunos aliados de la Hermandad e Irán dejaría de verse como el principal defensor de los palestinos contra Israel y Arabia Saudí ya no se consideraría un apoyo secreto al país judío.

Hamás ha gobernando la Franja de Gaza desde 2007 tras un breve lucha civil con Al Fatá, su principal rival palestino, y ha librado tres guerras contra Israel, que ha jurado acabar con esta milicia.

Para leer más