Publicado 02/02/2022 21:40

Ascienden a once los muertos por los choques en la fallida intentona de golpe de Estado en Guinea Bissau

El presidente de Guinea Bissau, Umaro Sissoco Embaló.
El presidente de Guinea Bissau, Umaro Sissoco Embaló. - ALIU BALDE / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

Al menos once personas han muerto por el momento durante los enfrentamientos que se produjeron el martes durante el fallido intento de golpe de Estado en Guinea Bissau, tal y como ha adelantado el portavoz del Gobierno, Fernando Vaz.

Entre los fallecidos hay tres civiles y un policía insurrectos, mientras que las otras siete víctimas mortales son militares o paramilitares que se posicionaron a favor de las instituciones de Guinea Bissau, ha detallado Vaz, informa la agencia portuguesa de noticias Lusa.

Vaz ha prometido que "el sacrificio" de aquellos que murieron defendiendo al presidente, Umaro Sissoco Embaló, y al Consejo de Ministros, "no será en vano" y ha querido reconocer "el estoicismo y el sentido del deber constitucional" de unos "jóvenes" que se enfrentaron a "un crimen hediondo" y "planeado con rigor" con el apoyo de "personas con capacidad financiera".

A lo largo de este miércoles, las fuerzas de seguridad de Guinea Bissau han organizado un operativo de búsqueda y captura contra quienes habrían estado implicados en este intento de golpe de Estado, dejando por el momento "varios detenidos".

Pocas horas después de que se escucharan los primeros disparos en la tarde del martes a las puertas del Palacio de Gobierno, donde en ese momento tenía lugar una reunión del Consejo de Ministros, el presidente Embaló compareció ante el país para asegurar que la situación estaba bajo control, denunciado a su vez las posibles vinculaciones de los autores de la fallida asonada con el narcotráfico.

Estos acontecimientos tuvieron lugar pocos días después de que se produjera una cuestionada remodelación de gobierno por parte del presidente Embaló, que fue impugnada en un primer momento por la Asamblea del Pueblo Unido (APU), el partido del primer ministro.

La intentona llegó además después de que el jefe del Estado Mayor del Ejército de Guinea Bissau, Biangue Na Ntan, asegurara en octubre de 2021 que las autoridades habían identificado a un grupo de militares que estaban preparando un golpe de Estado.

Embaló juró el cargo en febrero de 2020 tras unas polémicas presidenciales que derivaron en una profunda crisis institucional tras una serie de demandas presentadas por su rival en las elecciones de diciembre de 2019, Domingos Simoes Pereira, candidato del Partido Africano por la Independencia de Guinea y Cabo Verde (PAIGCV), que ha dominado tradicionalmente la política guineana.

Las elecciones tuvieron lugar tras una nueva crisis política en el país africano y desembocaron finalmente en la primera transición pacífica de poder, dado que José Mario Vaz se convirtió en el primer presidente desde la independencia en 1974 en completar su mandato tras ser elegido democráticamente.

Esta sucesión de crisis e inestabilidad --incluido el papel del Ejército, que ha estado detrás de más de 15 golpes de Estado desde la independencia-- ha tenido un impacto en la situación económica de la población, empeorada por la pandemia de coronavirus.

Más información