Actualizado 04/08/2007 16:14 CET

Asia.- Más de 200 muertos y 19 millones de desplazados por las fuertes lluvias monzónicas en India y Bangladesh

LUCKNOW (INDIA), 4 Ago. (EP/AP) -

Las lluvias e inundaciones del monzón se han cobrado en los últimos días la vida de 202 personas y han dejado 19 millones de desplazados en India y Bangladesh, según las últimas cifras proporcionadas por las autoridades de ambos países. Fuertes corrientes de agua se han llevado por delante casas, cultivos y animales domésticos mientras los supervivientes se ven obligades a encaramarse a las copas de los árboles o a los tejados de sus viviendas para mantenerse a salvo.

La situación mejoró hoy en el Estado indio de Assam, donde el nivel de los ríos descendió, circunstancia que, sin embargo, no se ha dado en los Estados de Uttar Pradesh y Bihar.

Ayer mismo, dos indios fallecieron en el Estado de Uttar Pradesh, en el norte del país, cuando se derrumbó una vivenda. Dos niños desaparecieron en las fuertes corrientes de agua y otra persona más falleció debido a la mordedura de una serpiente, explicó un funcionario del Gobierno regional, Surender Shrivastav.

Cientos de aldeas han quedado sumergidas por las aguas en las llanuras situadas al sur de la cordillera del Himalaya. Mientras, la población intenta buscar refugio donde puede. En algunas zonas, el nivel del agua subió tan rápido que nadie tuvo tiempo de recoger sus pertenencias antes de huir.

Hoy, los servicios de rescate hicieron llegar mediante helicópteros alimentos a los casi dos millones de hambrientos y asustados habitantes encaramados en los tejados de 2.200 aldeas aisladas aisladas por las aguas en la parte oriental de Uttar Pradesh, según el comisario de ayuda estatal, Umesh Sinha. En la región se han perdido 113.000 hectáreas de arrozales, lo que podría agravar la crisis humanitaria.

En el Estado de Assam murieron ayer seis personas ahogadas y otra persona más falleció y dos más resultaron heridas debido a las embestidas de los rinocerontes que huyeron del Parque Nacional de Kaziranga, informó el ministro de Rentas del Gobierno local, Bhumidhar Barman.

Por último, en el Estado de Bihar, cuatro personas fueron arrastradas por la corriente y murieron ahogadas en el distrito de Begusarai. En esta misma región cerca de un millón de personas han tenido que huir a las autopistas nacionales o a zonas de diques, ya que sus casas estaban anegadas, según informó la oficina de gestión de desastres.

También en el noroeste de Bangladesh unas 2.000 personas han huído de sus casas del distrito de Sirajganj debido a las inundaciones.

Aunque la estación de las lluvias monzónicas --de junio a septiembre-- es vital para los cultivos, también es cierto que siempre supone un serio peligro para la población. Según el Departamento Meterológico indio, las características del monzón este año han sido inusuales, por lo que las lluvias han sido más fuertes que otros años. El año pasado, el monzón provocó más de un millar de muertos, principalmente en inundaciones, derrumbes de edificios y corrimientos de tierras.