Asistencia multitudinaria al Orgullo en Varsovia tras las críticas del Gobierno

Publicado 08/06/2019 18:48:53CET
REUTERS / KACPER PEMPEL

VARSOVIA, 8 Jun. (Reuters/EP) -

Decenas de miles de personas han secundado este sábado la marcha del Orgullo Gay en Varsovia en respuesta a la convocatoria de grupos de defensa del colectivo LGTB en medio de las críticas del Gobierno del partido conservador Partido Ley y Justicia (PiS), que considera estas posturas una amenaza para la cultura polaca.

Durante la campaña para las recientes elecciones europeas, el PiS cargó contra el movimiento LGTB y esta cuestión probablemente seguirá en el centro del debate de cara a las elecciones legislativas previstas para este otoño. Los analistas apuntan a las intenciones del PiS de volver a conectar con su electorado rural arremetiendo contra el liberalismo y reforzando sus posturas conservadoras en cuestiones como medio ambiente, aborto o inmigración.

En contraste, la ciudad de Varsovia es mucho más abierta que el campo conservador polaco y este sábado una multitud colorida en su mayoría de jóvenes ha cantado, bailado y exhibido sus banderas arcoiris. "Estoy aquí por mi hijo homosexual y por sus amigos", ha explicado Tatiana Pawlowa, de 83 años. "Quiero demostrarles que estoy con ellos", ha remachado.

El Ayuntamiento había estimado unos 50.000 asistentes, 5.000 más que los que salieron a la calle en 2018. "Esta marcha bate records de asistencia", ha señalado un portavoz municipal.

El alcalde de Varsovia, Rafal Trzaskowski, que ganó el año pasado las elecciones al candidato del PiS, ha sido muy criticado desde el Gobierno por su intención de introducir un programa de educación sexual que incluya preceptos como orientación sexual, discriminación o salud reproductiva. "No todo el mundo tiene que participar en esta marcha de la igualdad, pero todo el mundo debe respetar los derechos de las minorías", ha explicado Trzaskowski desde el desfile. "No tiene nada que ver con ser de izquierdas, liberal o conservador", ha argumentado.

En abril el líder del PiS, Jaroslaw Kaczynski, afirmó que el movimiento LGTB es "una amenaza para nuestra identidad, una amenaza para nuestra nación y su existencia a largo plazo".

Contador