Los ataques de grupos yihadistas en África se han multiplicado por diez en la última década

Publicado 12/07/2019 12:14:48CET
Campo de desplazados atacado presuntamente por Boko Haram
Campo de desplazados atacado presuntamente por Boko HaramREUTERS / STRINGER . - Archivo

En 2018 hubo más de 3.000 acciones de grupos islamistas y casi 10.000 personas perdieron la vida

MADRID, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los actos violentos obra de grupos islamistas se han multiplicado por diez en la última década hasta superar las 3.000 acciones de este tipo en 2018, una cifra récord, según los datos publicados por el 'think-tank' African Center for Strategic Studies (ACSS), dependiente del Departamento de Defensa estadounidense.

Así, frente a los 288 hechos violentos que se contabilizaron en 2009, en 2018 fueron 3.050, una cifra ligeramente superior a la registrada un año antes, cuando hubo 2.927 sucesos de este tipo, lo que refleja que la actividad yihadista se estaría estabilizando tras un crecimiento continuado.

Según el ACSS, la actividad de los grupos islamistas en el continente se ha duplicado desde 2012, cuando hubo 1.402 incidentes relacionados con ellos, y también lo ha hecho el número de países afectados por sus acciones, que han pasado de solo cinco en 2010 a un total de trece el año pasado.

El incremento de la actividad ha venido además acompañado de una proliferación de grupos islamistas en África, donde actualmente, según el estudio, están activos unas dos decenas de organizaciones de este tipo, frente a las cinco que actuaban el 2010.

La actividad de estos grupos yihadistas está concentrada en cuatro escenarios concretos, según ACSS, que identifica como tales a Somalia, donde opera Al Shabaab; la cuenca del lago Chad, donde actúa Boko Haram y su escisión, Estado Islámico en África Occidental (ISWA); el Sahel, donde tienen presencia varios grupos y filiales de Al Qaeda y Estado Islámico; y Egipto. Además, destaca el 'think-tank', "el alcance geográfico de las actividades violentas se ha vuelto más disperso en los últimos años".

En cuanto a los grupos yihadistas más activos durante 2018, Al Shabaab, vinculado con Al Qaeda y cuya base de operaciones está en Somalia y el norte de Kenia, efectuó casi la mitad de los 3.000 actos violentos, siguiendo con la tendencia de la última década.

No obstante, según el ACSS, las acciones de los tres principales grupos islamistas fueron menores con respecto al año anterior: Al Shabaab, un 7 por ciento, Boko Haram, un 23 por ciento, y Estado Islámico, un 31 por ciento, si bien en este último caso el descenso es desde 2016.

LOS GRUPOS EN EL SAHEL, EL DOBLE DE ACTIVOS

Por contra, los grupos activos en el Sahel son más activos. Aquí, los actos cometidos por el Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes (JNIM) --que aglutina entre otros a Al Qaeda en el Magreb Islámico, Ansar Dine, el Frente de Liberación de Macina (FLM) y Al Murabitún-- y Estado Islámico en el Gran Sáhara (ISGS, la filial del grupo de Abu Bakr al Baghdadi en la región), se han duplicado en un año, pasando de 192 en 2017 a 464 en 2018.

A pesar del aumento en el número de acciones yihadistas, las víctimas han seguido cayendo tras el pico alcanzado en 2015, cuando perdieron la vida 18.856 personas. En 2018, el ACSS contabilizó 9.744 fallecidos. El descenso, según el 'think-tank', está motivado por la menor actividad de Boko Haram, pero también Al Shabaab y Estado Islámico han sido menos mortíferos en sus acciones.

Nuevamente, sin embargo, el Sahel es la nota discordante. Aquí, las víctimas mortales se duplicaron en 2018 con respecto al año anterior. Según el estudio, hubo 1.112 muertos frente a los 529 de 2017.

También se ha mostrado mucho más activo y mortífero Estado Islámico en África Occidental, con 960 muertes atribuidas a este grupo frente a las 520 del año anterior. Pese a ello, dada la menor actividad de Boko Haram, las víctimas mortales en la región de lago Chad cayeron un 15 por ciento en 2018.

Por otra parte, según el ACSS, el porcentaje de los ataques que han tenido a civiles como objetivo ha ido en aumento desde 2010. Así, los ataques contra civiles supusieron el 21 por ciento de los registrados en 2018, frente al 17 por ciento de 2015 y el 8 por ciento de 2010. Boko Haram ha sido el grupo más mortífero de la pasada década en este ámbito, con más de 11.400 muertos en más de 1.100 ataques, y en 2018 estuvo implicado en un tercio de acciones de este tipo.

Contador

Para leer más