Los ataques sobre Haffeh incluyen detención de los jóvenes y saqueo de las casas

Actualizado 13/06/2012 15:30:57 CET

ANTAKYA (Turquía), 13 Jun. (Reuters/EP) -

Los rebeldes sirios que han huido a Turquía han acusado al Gobierno de atacar la ciudad occidental de Haffeh y las localidades cercanas con sus helicópteros y tanques, mientras sus tropas detienen a los jóvenes y saquean las casas.

Mohammad, un integrante del Ejército Libre Sirio de 25 años que recibió un disparo en el hombro y se recupera en un hospital en la ciudad turca de Antakya, ha afirmado que las fuerzas gubernamentales, que desde la semana pasada arremeten contra la zona, primero atacan con sus helicópteros, luego con los tanques y, por último, los soldados entran en las casas para saquearlas y prenderles fuego.

Al menos 50 heridos han pasado clandestinamente a través de la frontera con Turquía desde Haffeh en los últimos días, pero muchos más están atrapados por los enfrentamientos. Los que tratan de escapar son atacados por las fuerzas del presidente Bashar al Assad, de acuerdo con los rebeldes de la provincia turca de Hatay.

Estados Unidos advirtió esta semana de una "masacre potencial" en Haffeh, después de dos matanzas registradas en las provincias vecinas en las últimas tres semanas.

Al mismo tiempo, más de 28.000 sirios viven ahora en campamentos dentro de Turquía, de acuerdo con la organización de desastre y emergencia del Gobierno. Unas 150 personas están recibiendo el tratamiento en hospitales.

CONTRA LAS MANIFESTACIONES

En otro hospital de Antakya, Yousuf, un rebelde de 18 años, ha contado que fue herido mientras protestaba contra el Gobierno en su aldea de Kafr Nabuda, cerca de la ciudad de Hama.

"Hubo una manifestación hace 15 días y dos vehículos de seguridad entraron en el pueblo. En primer lugar comenzaron a disparar contra la multitud y luego dirigieron sus vehículos contra las personas", ha afirmado. "Algunos fueron alcanzados por balas. Uno de los vehículos me tiró al suelo", ha añadido. Su pierna izquierda está rota en siete lugares diferentes.

El mismo testigo ha indicado que se esconde en las montañas con otros rebeldes y baja a defender las poblaciones cuando las tropas de Al Assad intentan entrar. "Todos los pueblos alrededor de Hama están rodeados por las fuerzas de seguridad de Al Assad. Cuando hay algún tipo de manifestación, las tropas se mueven", ha asegurado.

Mientras, su hermano de 22 años ha revelado que desertó del Ejército sirio hace nueve meses en rechazo a la matanza de civiles por parte de los militares.