Aumenta a 30 el número de muertos en un ataque con coche bomba registrado hoy en un mercado en Bagdad

Actualizado 06/05/2007 22:09:05 CET

BAGDAD, 6 May. (EUROPA PRESS) -

Al menos 30 personas han muerto hoy en un ataque con coche bomba perpetrado junto a un mercado de abasto en el oeste de Bagdad, con lo que el número de víctimas mortales por la violencia en Irak hoy asciende a 54.

Este ataque se produce al tiempo del plan de once semanas que las fuerzas lideradas por Estados Unidos han implantado con el objetivo de estabilizar la capital iraquí.

Como parte de este operativo, fuerzas estadounidenses e iraquíes realizaron a primera hora de hoy una redada en un vecindario chií de Sadar en el que descubrieron un arsenal --con potentes bombas de carretera-- y una habitación para torturas, informaron fuentes militares, que precisaron que en la incursión murieron ocho insurgentes.

El portavoz militar estadounidense, el general de División William Caldwell, indicó que el objetivo de esa redada era una célula chií extremista que ayudaba al contrabando de explosivos penetrantes (EFP), capaces de perforar vehículos armados.

"Informes de Inteligencia señalan que la célula secreta tenía lazos con una red de secuestradores que dirigió ataques contra Irak, e interaccionaba con malhechores en Irak e Irán", informó Caldwell en una conferencia.

Asimismo, otro coche bomba contra una comisaría en Samarra --a unos 95 kilómetros al norte de Bagdad-- causó la muerte de cuatro policías --incluido el jefe de la Policía-- y de un transeúnte, informaron fuentes policiales. Minutos después, insurgentes atacaron un control policial de la localidad cerca del santuario de Askariya y mataron a otro oficial de Policía.

El jefe policial que murió, el coronel Jalil Nahi Hassoun, asumió su cargo hace cerca de un año, puesto desde el que trabajaba estrechamente con el Ejército estadounidense, pero recibió las críticas de muchos vecinos que denunciaban que las fuerzas realizaban detenciones arbitrarias y de retener a personas durante largos periodos sin cargos contra ellas.

Además, el Ejército estadounidense también informó de la muerte de tres de sus soldados en ataques separados: dos Marines en choques ocurridos ayer en la provincia de Anbar y un soldado muerto y cuatro heridos el pasado viernes como consecuencia de una bomba de carretera en el oeste de Bagdad.