Actualizado 20/08/2021 21:11 CET

Aumentan a más de 80 los muertos por el ataque yihadista de esta semana en el norte de Burkina Faso

Archivo - Imagen de archivo de soldado del Ejército de Burkina Faso.
Archivo - Imagen de archivo de soldado del Ejército de Burkina Faso. - DRACORIUS WHITE / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

Al menos 65 civiles, 15 gendarmes y 6 auxiliares de las Fuerzas Armadas de Burkina Faso murieron el ataque yihadista perpetrado el miércoles en el norte del país, según el último balance oficial de un incidente que ha llevado al Gobierno burkinés a declarar tres días de luto.

El ataque ocurrió a unos veinte kilómetros de Arbinda contra un convoy mixto de unos 80 vehículos con militares y civiles. La presencia de estos últimos imposibilitó que las fuerzas de seguridad actuaran con la dureza necesaria para repeler a tiempo a los yihadistas, según las fuentes de Radio France Internationale (RFI), encargadas de dar las nuevas cifras.

Por su parte, el Gobierno ha confirmado que 58 yihadistas murieron durante el contraataque de las fuerzas de seguridad, según un comunicado emitido a última hora de este pasado jueves y recogido por la agencia DPA. Al término del asalto, el Ejército se incautó de una gran cantidad de armas y municiones.

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha condenado "enérgicamente" el ataque y ha expresado su "profunda preocupación" por los "grupos extremistas" que operan en el área de Liptako-Gourma.

En un comunicado difundido por el portavoz asociado de Guterres, Eri Kaneko, el secretario general de la ONU ha pedido a las autoridades burkinesas que "no cejen en sus esfuerzos para identificar y llevar a los perpetradores ante la Justicia".

Por último, ha reiterado la solidaridad de Naciones Unidas con el Gobierno de Burkina Faso y el resto de países del Sahel "en sus esfuerzos para contrarrestar y prevenir el terrorismo y el extremismo violento, promover la cohesión social y alcanzar un desarrollo sostenible".

También el Alto Representante de la Unión Europea para Política Exterior, Josep Borrell, ha condenado "enérgicamente" el ataque, que ha tildado de "cobarde". En un comunicado, Borrell ha señalado que "más que nunca" Burkina Faso "debe acelerar el redespliegue de sus fuerzas de seguridad y perfeccionar su coordinación para que este ciclo de violencia termine lo antes posible".

La Unión Europea también ha reiterado su llamamiento a un "salto civil y político" en el país africano, tal y como pidieron los cinco jefes de Estado del G5 del Sahel en la cumbre de febrero. "La UE seguirá movilizada por el retorno de la paz y la estabilidad en todo el Sahel y cuenta con la plena participación de los Estados de la región", ha concluido.

Burkina Faso ha experimentado un aumento significativo de los ataques terroristas desde 2015, incluido el perpetrado en abril de 2021 que se saldó con la muerte de los periodistas españoles David Beriáin y Roberto Fraile, así como al ciudadano irlandés Rory Young.

El aumento de los ataques por parte de los grupos yihadistas ha provocado una cifra "récord" de desplazados internos en Burkina Faso, con un total de 1,3 millones de personas en cerca de dos años, según los datos facilitados en julio por el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Para leer más