Actualizado 20/09/2007 20:42 CET

Austria.- El director del FBI se reúne con las autoridades austriacas para abordar las detenciones recientes en el país

El ministro del Interior austriaco asegura que no hay pruebas que sostengan que los detenidos planeaban atentar en la Eurocopa 2008

VIENA, 20 Sep. (EP/AP) -

El director del FBI, Robert S. Mueller, se reunió hoy con las autoridades austriacas para abordar las detenciones practicadas la semana pasada en Viena de tres sospechosos de mantener vínculos con Al Qaeda, uno de los cuales fue puesto en libertad con posterioridad, así como para evaluar la potencial amenaza terrorista durante el campeonato de fútbol europeo en el verano de 2008.

Con herramientas nuevas para reclutar a islamistas radicales como Internet, Mueller explicó que es esencial "ahora más que nunca" que los países cooperen e intercambien información en la materia, al tiempo que calificó su reunión de hoy de "beneficiosa". "Nuestro éxito ha estado basado en las relaciones dentro de Estados Unidos y en el extranjero", reconoció.

Por su parte, el ministro del Interior austriaco, Guenther Platter, explicó que la reunión ha producido "un intensivo intercambio de ideas" en los esfuerzos antiterroristas desplegados en Austria, país anfitrión junto con Suiza de la Eurocopa 2008 entre el 7 y 29 de junio.

La Policía vienesa detuvo la semana pasada a tres nacionales de origen árabe --dos hombres y una mujer-- por su presunta implicación en la difusión de un vídeo el pasado marzo en el que se vertían amenazas contra Austria y Alemania, a los que se emplazaba a retirar sus contingentes militares de Afganistán.

Uno de los dos hombres arrestados fue puesto en libertad por falta de pruebas en su contra, mientras que las autoridades canadienses arrestaron a un cuarto sospechoso en Québec, también relacionado con el caso.

LA EUROCOPA

Platter declinó explicar las medidas para garantizar la seguridad durante el torneo de la Eurocopa 2008, a la que asistirán miles y miles de aficionados, aunque confirmó que tiene previsto viajar a Washington el mes que viene para abordar la cuestión con expertos antiterroristas estadounidenses. Alrededor de 2.000 agentes de Policía están entrenando en régimen especial para supervisar el torneo.

El diario 'Canadian National Post', citando información del Grupo de Inteligencia SITE --un centro de investigación estadounidense dedicado a analizar los mensajes de Al Qaeda-- aseguró ayer que los presuntos sospechosos detenidos habrían discutido la posibilidad de atentar en uno o más torneos deportivos.

El portavoz de Interior austriaco, Rudolf Gollia, aseguró hoy no tener conocimiento de ninguna discusión prevista en Viena en relación al potencial atentado que pudieran planear los detenidos en la Eurocopa 2008.

Platter aseguró que las autoridades no tiene pruebas que sugieran que los detenidos la semana pasada tuvieran intención de atentar en Austria, aunque reconoció que uno de ellos sí se interesó por cómo adquirir explosivos.