Las autoridades alemanas, señaladas por la filtración de datos de cientos de políticos alemanes

Agencia BSI
REUTERS / WOLFGANG RATTAY
Publicado 05/01/2019 12:32:31CET

BERLÍN, 5 Ene. (DPA/EP) -

Numerosas voces críticas se han alzado contra las autoridades alemanas encargadas de la seguridad de datos al salir a la luz que habían tenido conocimiento previo de la filtración masiva de datos de políticos del país.

Centenares de diputados del Parlamento alemán, de hemiciclos regionales y hasta miembros de concejos municipales vieron publicados en una cuenta de Twitter datos personales como números de teléfono, tarjetas de crédito, documentos de identidad y chats.

Entre los afectados figuran la canciller Angela Merkel, según confirmó el viernes la viceportavoz del Gobierno, Martina Fietz. La filtración también incluyó datos de personalidades como presentadores de televisión.

La Oficina Federal de Seguridad de la Tecnología de la Información (BSI, por sus siglas en alemán) estaba al tanto de la filtración desde hace semanas, mientras que la Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA) no fue informada hasta el viernes por la mañana, según consta en un escrito remitido por la BKA a parlamentarios al que tuvo acceso dpa.

Manuel Höferlin, del opositor Partido Liberal (FDP), urgió a la BSI a explicar y revisar su actuación con ojos críticos. También Dietmar Bartsch, jefe de la bancada de La Izquierda, reaccionó indignado. "Es completamente inaceptable que las autoridades no hayan informado a los presidentes de los partidos y de los grupos parlamentarios en vista de la dimensión de este robo de datos. ¿Hay algo que ocultar?", se preguntó.

Sin embargo, el presidente de la BSI, Arne Schönbohm, dijo el viernes a la televisora pública Phoenix que su organismo había contactado en diciembre a varios miembros del Parlamento afectados y que activó un equipo de expertos para asistir a los damnificados.

"Tuvimos contactos muy tempranos en diciembre con ciertos miembros del Parlamento que se vieron afectados", ha insistido Schönbohm.

En Alemania abundaban más las preguntas que las respuestas sobre la filtración de los datos a través de una cuenta de Twitter que fue bloqueada el viernes por la red social.

La unidad de defensa cibernética del Gobierno se reunió para analizar la situación y fiscales de varios estados comenzaron a investigar el incidente que, según datos del ministerio del Interior, afectó a políticos de todos los partidos con excepción de la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD).

El FDP presentó denuncia ante las autoridades después de que 28 diputados vieran publicados sus datos y Los Verdes también emprendieron acciones legales.

El propietario de la cuenta de Twitter que publicó los datos es una figura conocida en la plataforma YouTube que en el pasado ha hackeado cuentas de otros usuarios, señala la edición online del diario 'Frankfurter Allgemeine Zeitung'.

Contador