Las autoridades de RDC advierten de que la ineficaz lucha contra el ébola está arruinando las arcas públicas

Campaña vacinación y asistencia del ébola en el congo
MSF - Archivo
Publicado 03/11/2018 22:46:21CET

MADRID, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de la localidad congoleña de Beni, epicentro del último brote de ébola en República Democrática del Congo, han lamentado que las arcas públicas se están vaciando innecesariamente por las dificultades extraordinarias que atraviesan los trabajadores sanitarios, en peligro por los combates de las milicias de la zona y las prácticas de curanderos que extienden la enfermedad.

Así, los ingresos públicos mensuales han descendido a la mitad, desde los 140.000 a los 70.000 euros durante los últimos cuatro meses, ha lamentado en entrevista a Radio Okapi el director de la oficina de ingresos de la localidad, Tom Amuri.

"Esta situación se justifica por el hecho de que, además de la inseguridad que siempre hemos denunciado, también existe otra forma de inseguridad, esta vez con forma de epidemia. Los ingresos del estado están cayendo dramáticamente", ha lamentado Amuri, quien advierte de que el dinero no llega ni para cubrir una quinta parte de la labor pública.

"Cuando hay una tarea que no podemos conseguir, estamos ante una mala señal. Rezamos para que esta epidemia se detenga ", ha añadido.

Los equipos de respuesta están siendo víctimas de ataques en varias áreas de la ciudad. Hace una semana, cientos de estudiantes caminaron por las calles de los vecindarios de la ciudad, considerados nuevos puntos calientes para el virus del ébola, para apoyar a los equipos involucrados en la respuesta a esta epidemia.

Por su parte, el Consejo de Seguridad de la ONU adoptó el martes 30 de octubre una resolución que pide una fuerte movilización de la comunidad internacional ante la epidemia, que ha dejado ya 174 muertos el noreste del país, con 19 fallecidos en la última semana en Beni y Butembo.