6 de junio de 2020
 
Publicado 06/04/2020 20:23:07 +02:00CET

Azul y Blanco "suspende" las conversaciones con el Likud por sus diferencias sobre nombramientos judiciales en Israel

El líder del partido Azul y Blanco de Israel, Benjamin Gantz
El líder del partido Azul y Blanco de Israel, Benjamin Gantz - Ilia Yefimovich/dpa - Archivo

Los partidos habrían logrado un acuerdo para anexar cerca del 30% de Cisjordania

MADRID, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

El partido Azul y Blanco, liderado por Benjamin Gantz, ha anunciado este lunes la "suspensión" de las conversaciones con el Likud del primer ministro, Benjamin Netanyahu, para intentar pactar un gobierno de unidad debido a sus diferencias en torno a los nombramientos judiciales.

Azul y Blanco, que se ha fraccionado en la última semana a causa de la decisión de Gantz de pactar un gobierno de unidad con Netanyahu, ha resaltado que en las mismas se habían logrado "entendimientos en todos los asuntos".

Sin embargo, ha manifestado que "el Likud ha pedido reabrir las discusiones relativas al comité que nombra a los jueces". "Ante ello, las negociaciones han sido suspendidas", ha dicho el partido.

"No permitiremos ningún cambio al funcionamiento de la judicatura ni ningún daño a la democracia", ha manifestado en su comunicado, según ha recogido el diario 'The Times of Israel'.

El comunicado ha sido publicado horas después de que los medios israelíes afirmaran que los partidos habían logrado acuerdos en torno a los asuntos más espinosos, incluida una potencial anexión de partes de Cisjordania a raíz del conocido como 'acuerdo del siglo', propuesto por Estados Unidos.

Según las informaciones recogidas por la cadena de televisión Channel 12, el acuerdo contemplaría la anexión del 30 por ciento de Cisjordania, incluidos todos loa asentamientos y el valle del Jordán, antes del verano.

Así, las partes habrían acordado actuar en línea con la propuesta estadounidense y que Netanyahu tuviera que consultar las decisiones con Gantz, si bien no sería necesario que diera su aprobación.

Pese a que Azul y Blanco podría votar en contra en el Parlamento, no contaría con derecho a veto y no contaría con una mayoría suficiente para poder bloquear la legislación.

Azul y Blanco y el Likud habrían acordado además que Gantz encabezara la cartera de Defensa antes de sustituir dentro de 18 meses a Netanyahu en el cargo de primer ministro.

CRÍTICAS DE LOS ANTIGUOS SOCIOS DE GANTZ

En respuesta a estas informaciones, el líder del izquierdista Meretz, Nitzan Horowitz, ha cargado duramente contra Gantz, del que ha dicho que "ha caído muy bajo" y "ha vendido sus valores a cambio de unos pocos nombramientos".

"Gantz entrará en un gobierno con un primer ministro sobre el que pesan tres imputaciones (por corrupción) y se rendirá ante las demandas de anexión", ha lamentado. Meretz apoyaba a Gantz hasta su sorprendente decisión de negociar con Netanyahu.

Asimismo, ha criticado que el líder del partido Laborista, Amir Peretz, hasta hace poco coaligado con Meretz, haya mostrado su disposición a apoyar a Gantz y sumarse al nuevo Ejecutivo.

Por su parte, Ayman Odé, líder de la Lista Conjunta --una coalición de partidos mayoritariamente árabes--, ha manifestado que "una cesión" de Gantz en la anexión de territorio palestino "es lo más grave" que ha hecho hasta ahora en las negociaciones.

"Esto significa matar cualquier oportunidad de paz y cimentar un Estado de 'apartheid' con ciudadanos judñios y sujetos palestinos", ha argüido, tal y como ha recogido 'The Times of Israel'.

LAS NEGOCIACIONES

Gantz presentó por sorpresa el 26 de marzo su candidatura a presidente del Parlamento --cargo para el que fue elegido-- e inició conversaciones con Netanyahu, rompiendo la coalición Azul y Blanco, si bien retiene el nombre.

Azul y Blanco contaba hasta entonces con la mayoría de los escaños en el Parlamento gracias a los apoyos de la Lista Conjunta y Yisrael Beitenu, el partido del exministro Avigdor Lieberman, quien cuenta con siete escaños.

De hecho, esta mayoría de apoyos tras el respaldo de Lieberman llevó al presidente de Israel, Reuven Rivlin, a conceder a Gantz el mandato para intentar conformar un Gobierno.

Netanyahu había apostado durante las últimas semanas por un gobierno de unidad o emergencia ante la crisis provocada por la pandemia de coronavirus, que ha dejado hasta el momento ocho muertos y más de 2.650 casos en Israel.

El país ha tenido que celebrar tres elecciones parlamentarias en menos de un año debido a la falta de acuerdo para formar una coalición que cuente con mayoría en el Parlamento.

Hasta ahora, Gantz había descartado cualquier tipo de coalición que mantuviera en el cargo a Netanyahu citando su imputación por supuestamente por aceptar sobornos, fraude y violación de la confianza.

Para leer más