Bachelet no irá a la toma de posesión de Morales como presidente de Bolivia

Publicado 24/12/2014 16:46:21CET

SANTIAGO, 24 Dic. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, no irá a la ceremonia de investidura de su homólogo boliviano, Evo Morales, prevista para el próximo 22 de enero en La Paz, según han informado a 'La Tercera' fuentes de La Moneda.

Desde la sede del Gobierno han explicado al diario chileno que la ausencia de Bachelet se debe a que la presidenta ha decidido no asistir a las ceremonias de investidura de jefes de Estado que ya están ejerciendo el cargo, como es el caso de Morales, que el 12 de octubre ganó las elecciones presidenciales para un tercer mandato.

Sin embargo, está previsto que el próximo 1 de enero Bachelet viaje a Brasilia junto al ministro de Exteriores de Chile, Heraldo Muñoz, para asistir a la toma de posesión de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, que fue reelegida en el cargo el pasado 26 de octubre.

Interrogado sobre esta cuestión, Muñoz ha rehusado confirmar si Bachelet acompañará a Morales en el inicio de su nuevo Gobierno. "Yo no puedo afirmar quién estará yendo (a Bolivia). Lo único que puedo decir es que hay muchos compromisos presidenciales", ha dicho.

La baja de Bachelet en La Paz podría deberse al litigio que ambos países mantienen en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para conseguir una salida soberana al océano Pacífico para Bolivia a costa del territorio chileno.

DISPUTA TERRITORIAL

El conflicto territorial se remonta a 1879, cuando Bolivia perdió su salida al Pacífico en la guerra que mantuvo con Chile, que culminó con el Tratado de Paz y Amistad de 1904, sobre el derecho de libre tránsito de mercancías bolivianas hacia y desde puertos en este océano.

Chile asegura que con el acuerdo de paz --que fue ratificado por ambos parlamentos 20 años después-- se establecen las fronteras, también las marítimas, de las naciones combatientes, por lo que no ha lugar a ninguna disputa territorial.

Bolivia argumenta que el acuerdo de paz es "injusto, incumplido e impuesto" y ha rechazado la intangibilidad de los tratados internacionales, recordando que Estados Unidos se avino a superar el firmado en 1903 con Panamá.

En un intento por destrabar el conflicto bilateral, el Gobierno de Morales y el de la también entonces presidenta chilena, Michelle Bachelet, firmaron en 2006 una agenda de 13 puntos para iniciar las negociaciones sobre la salida marítima para Bolivia.

No obstante, el diálogo nunca llegó a iniciarse, más allá de las reuniones de trabajo, por lo que finalmente el 24 de abril de 2013 el Gobierno boliviano presentó una demanda en la CIJ para exigir su salida al mar a Chile.