Al Bashir llevaba consigo la única llave de la habitación en la que guardaba millones de euros

Publicado 07/09/2019 16:58:26CET
El expresidente de Sudán Omar Hasán al Bashir
El expresidente de Sudán Omar Hasán al BashirREUTERS / MOHAMED NURELDIN ABDALLAH

JARTUM, 7 Sep. (Reuters/EP) -

El exdictador sudanés Omar Hasán al Bashir era el único que tenía llave de la estancia del Palacio Presidencial en el que guardaba millones de euros, según ha revelado este sábado Yasser Basheer, su último director de gabinete durante su comparecencia en el juicio por corrupción contra el exmandatario.

Basheer, quien trabajó para el expresidente desde septiembre de 2018 hasta el pasado mes de abril, cuando fue derrocado, ha explicado que Al Bashir le ordenó entregar más de 10 millones de euros en efectivo para entregar a distintos destinatarios en los últimos meses de su mandato.

Hasta cinco millones de euros eran para el 'número dos' de las temidas Fuerzas de Apoyo Rápido, Abdelrahim Hamdan Dagalo, según Basheer, citado como testigo de la defensa. El dinero habría sido entregado en presencia de un hermano de Dagalo, Mohamed Hamdan Dagalo, jefe de las FAR y actual 'número dos' del Gobierno instaurado en el país para gestionar la transición hacia la democracia.

Además entregó dinero al Ministerio de Defensa, a altos cargos militares y a civiles que necesitaban atención médica, ha explicado Basheer, que asegura desconocer el origen del dinero y subraya que solo cumplía órdenes.

Otro testigo de la defensa, Abdelmoneim Mohamed, contable de la Universidad Internacional de África, una organización afín a los islamistas, ha explicado que el director y el subdirector de la universidad recibieron cuatro millones de euros en efectivo procedentes de Al Bashir.

Durante la vista el propio Al Bashir estaba presente dentro de una jaula de metal y vestido con el traje típico tradicional blanco y con turbante. Al Bashir negó los cargos tras su imputación formal hace una semana por corrupción y posesión ilegal de divisas y destacó que recibió 25 millones de dólares del príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salmán, y otras fuentes.

El exdictador asegura que utilizó el dinero no en su beneficio personal, sino para pagar servicios de atención médica, a un medio de comunicación islámico, a una universidad y para un pago urgente de combustible. De ser declarado culpable podría pasar diez años en prisión.

Las protestas que precipitaron el derrocamiento de Al Bashir tras 30 años en el poder comenzaron en diciembre. Además, Al Bashir es buscado por el Tribunal Penal Internacional (TPI) por las atrocidades en Darfur.

Contador

Para leer más