Actualizado 07/01/2007 21:55 CET

Bielorrusia.- Bielorrusia asegura que no cederá al chantaje energético

MINSK, 7 Ene. (EP/AP) -

El presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, afirmó hoy que su país no se permitiría ser avasallado y ceder su soberanía por el chantaje energético.

"Nuestra soberanía y nuestra independencia no se venden por ninguna cantidad de gas natural ni de petróleo", afirmó Lukashenko cuando acudía al oficio de la misa de Navidad ortodoxa en Minsk.

"Nunca y en ningún lugar dije que entregaría nuestro país para que sea despedazado e incorporado a otro", afirmó, y matizó que sólo estaría dispuesto a una unión "en igualdad de condiciones".

Bielorrusia se vio obligada recientemente a aceptar un incremento del 100% en el gas natural que importa de Rusia, materia prima de la que depende gran parte de su industria y consumo doméstico. Moscú amenazó con el fin del suministro si Minsk no pagaba el nuevo precio.

Ambos países están ahora estancados en una disputa sobre los impuestos de los hidrocarburos. Rusia pretende impedir que Bielorrusia utilice el petróleo que le vende a bajo precio para producir derivados que exporta en el mercado internacional.

Esta crisis parece cuestionar la tradicional alianza de Moscú con Bielorrusia, un país en el que aún perduran muchas estructuras económicas soviéticas. Rusia apenas obtiene nada de los precios "de amigo" que hace al país presidido por Lukashenko.

Además, Bielorrusia rechazó la oferta del presidente ruso, Vladimir Putin, de integrarse en Rusia como una provincia y restaurar así la antigua relación de la era soviética. Lukashenko prometió que Bielorrusia defendería su soberanía.