Birmania crea una comisión para investigar las denuncias sobre abusos de los DDHH contra rohingyas en Rajine

Soldado birmano en un pueblo de Rajine
REUTERS / REUTERS STAFF - Archivo
Actualizado 30/07/2018 23:56:55 CET

MADRID, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Birmania ha anunciado este lunes la creación de una comisión para investigar las denuncias sobre violaciones de los Derechos Humanos en el estado de Rajine (oeste) a raíz de la campaña militar lanzada en agosto de 2017 contra milicianos rohingyas.

La Presidencia anunció en mayo que crearía la comisión tras meses de presiones internacionales por las denuncias contra la actuación de los militares contra los miembros de esta comunidad musulmana, no reconocida oficialmente en el país.

Finalmente, ha detallado este lunes la formación de la misma y ha detallado que estará integrada por dos birmanos y dos extranjeros, según ha recogido el diario local 'Irrawady'.

Así, sus miembros extranjeros serán la exviceministra de Exteriores de Filipinas Rosario Manalo, actualmente representante del país ante la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, y Kenzo Oshima, embajador de Japón ante la ONU.

Los dos integrantes birmanos serán Mya Thein, expresidente del Tribunal Constitucional y antiguo miembro del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), y Aung Tun Thet, coordinadora de la Unión Empresarial para Asistencia Humanitaria, Reasentamiento y Desarrollo de Rajine.

La Presidencia ha recalcado en su comunicado que el establecimiento de la comisión "es parte de la iniciativa nacional del Gobierno de cara a la reconciliación, la paz, la estabilidad y el desarrollo en Rajine".

Alrededor de 700.000 rohingyas cruzaron la frontera hacia Bangladesh desde el 25 de agosto por la ola de violencia que comenzó con una serie de ataques de milicianos rohingyas contra las fuerzas de seguridad birmanas y una contraofensiva militar que dejóal menos 400 muertos. Esta operación fue denunciada por la ONU como "limpieza étnica".

Los rohingya son una minoría étnica de fe musulmana que se concentra en Rajine. Son más de un millón de personas, pero el Gobierno birmano no les reconoce como ciudadanos porque considera que son descendientes de inmigrantes ilegales procedentes de Bangladesh.