Bolivia.- Casi la mitad de los bolivianos en España rompió o está a punto de separarse de su pareja, según un estudio

Actualizado 18/06/2008 19:28:31 CET

La desintegración familiar es uno de los factores más negativos de la migración y los más afectados son los hijos menores, según ACOBE

LA PAZ, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

Casi la mitad de los inmigrantes bolivianos que residen en España rompió o está a punto de separarse de su pareja, que se quedó en su país de origen, según se desprende de un estudio de la Asociación de Cooperación Bolivia-España (ACOBE).

"El 23 por ciento de las parejas se distanció tras la separación y ahora existe el riesgo de que se produzca una ruptura y el 20 por ciento de parejas rompió su compromiso, tras el viaje de su pareja", según afirmó Hugo Bustillos, coordinador nacional de ACOBE.

El estudio, titulado 'Situación de familias de migrantes a España en Bolivia', se realizó durante cinco meses en base a 600 entrevistas en las tres ciudades más importantes del país, La Paz, Cochabamba y Santa Cruz de la Sierra.

Para la realización del informe AACOBE contó con el apoyo de la Asociación de Migrantes Bolivia España (AMIBE), la Embajada de España en Bolivia y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

El 23 por ciento señala que se unió más con su pareja a pesar de la distancia, el 22 por ciento indica que no pasó nada con su relación y un 12 por ciento tuvo la oportunidad de realizar la reagrupación familiar.

Otra de las conclusiones es que la desintegración familiar es uno de los factores más negativos de la migración, y en concreto, los más afectados son los hijos, en su mayoría menores de edad que aún están cursando sus estudios de primaria o secundaria.

El estudio demuestra que de los familiares de los emigrantes que se quedaron en Bolivia, el 43 por ciento son menores de 18 años y el 57 por ciento mayores de 18 años. Además, tampoco hay una diferencia cuantitativa en cuanto a género.