Brasil retira a Maduro y Díaz-Canel la invitación a la investidura presidencial de Bolsonaro

Jair Bolsonaro
REUTERS / ADRIANO MACHADO - Archivo
Actualizado 17/12/2018 22:18:51 CET

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Exteriores de Brasil ha aclarado este lunes que el Gobierno saliente de Michel Temer invitó a los presidentes de Venezuela y Cuba, Nicolás Maduro y Miguel Díaz-Canel, respectivamente, a la toma de posesión de Jair Bolsonaro, pero el presidente electo decidió retirarla, por lo que ninguno de los dos acudirá el 1 de enero a Brasilia.

La polémica surgió el domingo, cuando el futuro ministro de Exteriores, Ernesto Araujo, anunció en Twitter que el presidente venezolano no había sido invitado a la investidura presidencial de Bolsonaro porque "no hay sitio para Maduro en una celebración de la democracia".

Horas después, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, le respondía por la misma vía publicando las dos notas diplomáticas que Brasilia hizo llegar en noviembre a Caracas para invitar a Maduro y subrayando al mismo tiempo que "no asistiría jamás a la toma de posesión de un presidente que es la expresión de la intolerancia y el fascismo".

Itamaraty ha emitido un breve comunicado en el que aclara que "inicialmente recibió la recomendación del Gobierno electo de invitar a todos los jefes de Estado y de Gobierno de los gobiernos con los que Brasil tiene relaciones diplomáticas", pero "en un segundo momento recibió la recomendación de que Cuba y Venezuela no debían constar en la lista, por lo que exigió una nueva comunicación a esos dos gobiernos".

El Ministerio de Exteriores, citado por 'O Globo', ha incidido en que "la organización de toda toma de posesión se hace en coordinación con el Gobierno electo", aunque "los actos sean formalizados por el Gobierno actual hasta el 1 de enero de 2019, tal y como está previsto en la Constitución".

El líder ultraderechista, que será investido con el inicio del nuevo año, no ha ocultado su desacuerdo con Maduro y sus aliados regionales y tanto él como sus futuros colaboradores han expresado su deseo de que se produzca un cambio político en Venezuela.

De esta forma, Bolsonaro mantiene el cambio de rumbo que imprimió Temer a la política exterior del gigante suramericano en 2016, cuando ascendió a la Presidencia tras la caída de Dilma Rousseff en un 'impeachment'. Desde entonces, Brasil se ha alineado con el bloque antibolivariano de la región.