Publicado 17/11/2015 23:21CET

Brasil extradita al ex alcalde paraguayo acusado de asesinar a un periodista

Former Paraguayan Mayor Vilmar Acosta is being escorted by soldiers and members
JORGE ADORNO / REUTERS

ASUNCIÓN, 17 Nov. (Reuters/EP) -

El ex alcalde paraguayo Vilmar Acosta, presunto autor intelectual del asesinato del periodista del diario 'ABC Color' Pablo Medina y su asistente en octubre de 2014, ha sido extraditado este martes desde Brasil a Paraguay.

Tras ser acusado de la muerte del periodista, el ex alcalde de la localidad de Ypejhú abandonó el cargo para huir a Brasil y fue detenido en el estado de Mato Grosso del Sur. Paraguay pidió su extradición, que fue aprobada por el Tribunal Supremo el pasado mes de agosto.

Acosta ha llegado en un avión militar a un predio de la Fuerza Aérea fuertemente custodiado, desde donde ha sido trasladado a una sede judicial.

El presidente paraguayo, Horacio Cartes, ha querido agradecer al Ministerio de Exteriores, así como a Fiscalía, Policía y al Gobierno de Brasil la labor realizada. "Ponemos en manos de la justicia esclarecer el crimen con la esperanza de un Paraguay donde la impunidad sea cosa del pasado", ha añadido en Facebook.

El fiscal general del Estado, Javier Díaz Verón, quien viajó a Brasil para acompañar el traslado, ha indicado que la institución a su cargo cuenta con todos los elementos para demostrar la culpabilidad del ex alcalde.

EL CASO

El corresponsal del diario paraguayo 'ABC Color' en Curuguaty, Pablo Medina, fue asesinado el 16 de octubre de 2014 por hombres armados después de recibir numerosas amenazas de muerte por denunciar los cultivos de droga en el departamento de Canindeyú.

Como autores materiales figuran el hermano de Vilmar, Wilson Acosta Marques, y su sobrino, Flavio Acosta. Vilmar Acosta fue detenido el 4 de marzo en el municipio brasileño de Naviraí, donde se escondía de las fuerzas del orden de Paraguay.

Medina solía denunciar la relación de Acosta y su familia con el narcotráfico en la zona de producción de marihuana y tránsito de cocaína, y el asesinato destapó otros nexos que agitaron la política local. Por su trabajo, el periodista había recibido constantes amenazas de muerte.

Para leer más