Actualizado 13/03/2007 21:48 CET

Brasil.-Lula da Silva felicita al Partido de los Trabajadores por su renuncia de cuota de participación en su gabinete

SAO PAULO, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Brasil, Luis Ignacio Lula da Silva elogió este martes a su partido, el Partido de los Trabajadores (PT) por su comportamiento ejemplar durante las negociaciones para la definición del nuevo gabinete del segundo mandato presidencial ya que renunciaron a cierta cuota de participación en el equipo de Gobierno en favor de representantes de agrupaciones de distinto signo político.

"El PT tuvo un comportamiento ejemplar, el que esperaba de un partido grande y maduro", elogió Lula da Silva en una reunión que sostuvo el mandatario con los integrantes del consejo político del PT. Después de comunicarle que querían ampliar su espacio en el Gobierno, los 'petistas' retrocedieron y salieron del encuentro afirmando que perderían cuota de cargos en el segundo mandato, según informó hoy el diario brasileño 'La Folha de Sao Paulo'.

Según afirmó Lula da Silva, el PT es consciente de que el partido que ostenta la presidencia y por lo tanto "tengo que hacer" composiciones con otras fuerzas políticas.

"Obviamente es normal que los partidos digan que les gustaría participar en el Gobierno, que cargos les gustaría tener y qué nombres podrían ser candidatos a esos puestos. Sin embargo, ese es un escollo del presidente, quien puede atender o no la petición", afirmó el mandatario brasileño.

"El PT actuó sabiendo que el Gobierno ya tiene un Presidente de la República, que es de su partido y por tanto sabe también que tenemos que hacer una composición con los aliados", declaró Lula a los periodistas a la salida de un acto en la ciudad de Sao Paulo.

En la historia de Brasil, según el presidente, hubo pocos mandatarios que tuvieran "la tranquilidad de montar un Gobierno" como él está teniendo. "No tengo prisa, no tengo fecha, nadie me está reclamando", indicó el gobernante sobre la designación de su gabinete.

El presidente de Brasil no tiene obligación legal de modificar su gabinete, de más de 30 funcionarios con rango ministerial, para el segundo mandato de cuatro años que inició el 1 de enero.

Sin embargo sí necesita incorporar a su equipo personas de partidos aliados para lograr el apoyo de estos a sus propuestas en el Congreso y así evitar posibles factores de desestabilización.