815264.1.260.149.20231108122506
Vídeo de la noticia
Volodir Zelenski, presidente de Ucrania, durante una reciente visita de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen - Philipp von Ditfurth/dpa-ENR-Poo
Actualizado: miércoles, 8 noviembre 2023 18:55

Sigue en directo las últimas noticias sobre la guerra en Ucrania

Condiciona el paso formal a que Kiev complete las reformas pendientes en materia de lucha contra la corrupción y respeto de minorías

BRUSELAS, 8 (EUROPA PRESS)

La Comisión Europea ha recomendado este miércoles a los Veintisiete abrir negociaciones de adhesión con Ucrania, aunque apunta que hay reformas pendientes en materia de protección de las minorías y lucha contra la corrupción por lo que condiciona el marco negociador a que Kiev complete dichas transformaciones, con la perspectiva de marzo de 2024.

"La Comisión recomienda al Consejo que inicie las negociaciones de adhesión con Ucrania", recoge el informe del Ejecutivo europeo sobre los avances de los candidatos, que avala que Ucrania ha completado cuatro de las siete reformas prioritarias fijadas cuando se le otorgó el estatus de candidato el pasado año.

En todo caso, Bruselas apunta que para formalizar este paso hay reformas pendientes de lado ucraniano, por lo que condiciona el pistoletazo de salida de las conversaciones con la adopción del marco negociador, a que Kiev finalice algunas medidas en las que está ya trabajando.

En su dictamen, el Ejecutivo europeo señala que seguirá todos los ámbitos relacionados con la apertura de negociaciones e informará al Consejo antes de marzo de 2024, fecha que ahora queda como plazo para abrir las negociaciones de adhesión y que fuentes comunitarias ven como un horizonte posible para culminar el trabajo pendiente y que necesita algo más de tiempo. Ahora la pelota pasa a estar en el tejado de los Veintisiete, que discutirán en la cumbre de líderes de diciembre si deciden la apertura de negociaciones.

DECISIÓN DE LOS 27 EN DICIEMBRE

En rueda de prensa, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, ha defendido la integración europea de Ucrania y los Balcanes como una "política vital" para la UE, asegurando que "completar" la Unión es un "horizonte natural" para el bloque y que la ampliación responde a una "lógica geopolítica".

Respecto al plazo para la apertura de negociaciones formales con Ucrania, Von der Leyen ha explicado que si los líderes de los Veintisiete toman la "decisión política" en diciembre, el Ejecutivo europeo empezará "inmediatamente" los trabajos preparativos con Ucrania de cara a lanzar el proceso en cuanto acabe las reformas en marcha. "Para marzo informaremos sobre el progreso", ha explicado.

Fuentes comunitarias recalcan su confianza en que el país cumpla para entonces todos los criterios y alegan que los ucranianos están comprometidos con las reformas pero "es imposible hacer todo en un año".

En concreto, Bruselas identifica como cuestiones pendientes incrementar la lucha contra la corrupción, además de poner en marcha leyes para rebajar la influencia de los oligarcas en la vida pública, política y económica de Ucrania y la necesidad de finalizar el marco legal para minorías nacionales de acuerdo a los estándares que marca la Comisión de Venecia.

Precisamente esta es una de las chinas en el zapato de Ucrania a la UE, pues Hungría ya ha avanzado que bloqueará cualquier decisión alegando la discriminación de la minoría húngara en el país. Fuentes comunitarias indican que Kiev tiene que encontrar un "equilibrio" para que estas comunidades puedan recibir educación y comunicarse con las instituciones en su propia lengua, a la vez que participan en las entidades nacionales ucranianas.

Kiev solicitó su ingreso formal días después de la agresión militar rusa y ya en junio del año pasado, la UE le reconoció el estatus de candidato junto a Moldavia, un paso intermedio que supone respaldo para progresar en las reformas europeas y para integrarle en algunas estructuras económicas europeas.

APERTURA DE NEGOCIACIONES CON MOLDAVIA Y BOSNIA

En el caso de Moldavia, la Comisión Europea comparte el mismo diagnóstico y reconoce avances en el 90 por ciento de las prioridades fijadas y recomienda la apertura de negociaciones una vez complete tres medidas relativas a la judicatura y a la lucha contra la corrupción, así como medidas contra los oligarcas.

Para Bosnia y Herzegovina, el Ejecutivo europeo emite también luz verde aunque la letra pequeña es que el paso formal se dará una vez se logre el "grado necesario de cumplimiento" de los 14 criterios de adhesión fijados por Bruselas y en los que Sarajevo ha logrado escasos avances desde 2019. Este dictamen llega tras las presiones de varios Estados miembros que reclamaban señales claras a los Balcanes después de una década de promesas hacia la región sin avances concretos y pese a que las fuentes comunitarias reconocen que queda "bastante trabajo" por delante.

El informe también trae buenas noticias para Georgia, país que se sumó a Ucrania y Moldavia en su solicitud de ingreso a la UE pero que solo había dado un paso incipiente con su perspectiva europea reconocida por el Ejecutivo europeo. Ahora Bruselas pide a los Veintisiete darle el estatus de candidato "entendiendo que adoptará medidas" relacionadas con reformas profundas como el alineamiento en política exterior, reforma de la judicatura, independencia e imparcilidad de las instituciones y mejora de la protección de Derechos Humanos como la libertad de expresión y de asamblea.

En la actualidad, la UE tiene abiertas negociaciones con Albania, Macedonia del Norte, Serbia y Montenegro, país más avanzado y que sin embargo lleva una década inmerso en el proceso y no tiene visos de finalizarlo en un futuro próximo.

Sobre Turquía, país que lleva más tiempo en la lista de espera a la UE y cuyas negociaciones están congeladas desde 2018, la Comisión Europea evita cualquier referencia a retomar las negociaciones aunque indica el "interés común" de cooperar con Ankara en la lucha contra el terrorismo, la economía, la energía, la seguridad alimentaria o la migración. Así hace referencia al informe que presentará el Alto Representante, Josep Borrell, las próximas semanas sobre las vías para relanzar la relación.

Leer más acerca de: