Buhari pide a la población que ignore un llamamiento a los fulani para abandonar el sur de Nigeria

Publicado 18/07/2019 21:54:48CET
Muhamadu Buhari presidente de Nigeria
Muhamadu Buhari presidente de Nigeria REUTERS / HANDOUT . - Archivo

MADRID, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, ha pedido a la población que ignore un llamamiento por parte de un influyente grupo del norte del país para que los fulani abandonen la zona sur del país debido a amenazas contra su seguridad.

El Foro de Líderes del Norte (NEF) pidió a los fulani que volvieran a la zona norte, donde son mayoritarios, lo que ha sido criticado por el mandatario, que ha recalcado que "todos los ciudadanos de Nigeria son libres de moverse y vivir donde quieran".

"El Gobierno de Nigeria y la Administración de Buhari protegerán a los ciudadanos de Nigeria, estén donde estén. Nadie tiene derecho a pedir a nadie ni a ningún grupo que abandonen una zona del país, sea el norte, el sur, el este o el oeste", ha dicho la Presidencia nigeriana a través de su cuenta en la red social Twitter.

Asimismo, el portavoz de Buhari, Garba Shehu, ha destacado que el NEF "no tiene autoridad para hacer dicho pronunciamiento" y ha criticado las posturas "polarizadoras" en el país africano.

"La Administración de Buhari está totalmente dedicada a en contra una solución duradera a los enfrentamientos entre pastores y agricultores en distintas partes de Nigeria, una que sea aceptable para todos los implicados".

Las tensiones intercomunitarias han aumentado en los últimos meses en Nigeria y otros países de África subsahariana. Los fulani --o peul--, un grupo nómada que se dedica al pastoreo y que vive en buena parte de los países del Sahel, es visto con suspicacia por otros grupos dedicados a la agricultura y con los que históricamente han competido por los recursos.

El principal motivo es que los grupos yihadistas que operan en la región han aprovechado el descontento y la tradicional marginación de los peul para engrosar sus filas, lo que ha llevado a que la comunidad en su conjunto sea identificada por algunos como terroristas, incrementando las tensiones.

En este sentido, el expresidente de Nigeria Olusegun Obasanjo alertó el lunes de que la situación de seguridad podría derivar en "represalias espontáneas o planificadas contra los fulanis, que podrían multiplicarse hasta un pogromo un genocidio como el de Ruanda".

En una carta abierta enviada a Buhari, Obasanjo indicó además que existe el riesgo de "ataques similares contra cualquier otra tribu o grupo étnico en el país iniciados por rumores, temores, intimidaciones y venganzas", antes de agregar que ello "podría llevar a un pogromo".

En este sentido, apuntó que "las crisis entre pastores y agricultoras empezaron con el Gobierno abordando el asunto con guante de seda en lugar de un martillo" y "ha derivado en bandidismo, secuestros, robos armados y asesinatos en todo el país".

"Desafortunadamente, la criminalidad está siendo percibida como una amenaza 'fulani' (...) y muchos le dan a usted (Buhari) una responsabilidad eminente, como miembro de la élite fulani y capital del barco nigeriano", argumentó.

Obasanjo, quien fue presidente entre 1999 y 2007 --tras haber sido líder militar entre 1976 y 1979--, zanjó en su carta que "Nigeria se está acercando a un precipicio peligroso y sólo el presidente puede evitar este inminente desastre".

Para leer más