Camerún construirá una residencia al presidente del Constitucional tras anunciar la victoria electoral de Biya

Paul Biya, presidente de Camerún
REUTERS / POOL NEW - Archivo
Publicado 24/10/2018 22:46:06CET

MADRID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Camerún planea construir una residencia por valor de 272 millones de francos centroafricanos (cerca de 414.600 euros) al presidente del Tribunal Constitucional, Clement Atangana, quien el lunes anunció la victoria electoral del presidente, Paul Biya, en medio de denuncias sobre irregularidades.

Según las informaciones recogidas por el diario local 'Journal du Cameroun', la vivienda será construida en el barrio de Bastos, uno de los más caros de la capital, Yaoundé. Los trabajos serán además financiados con el presupuesto de Economía.

Las autoridades han indicado que los trabajos de construcción se extenderán durante un periodo de ocho meses. El anuncio de la licitación fue realizado el martes, un día después de que Atangana anunciara los resultados, convirtiéndose en el primer presidente del Constitucional en hacerlo.

La creación del Tribunal Constitucional estaba contemplada por la Carta Magna aprobada en 1996, pero sus once miembros fueron nombrados por Biya en febrero de este mismo año.

Según los resultados oficiales, el presidente obtuvo el un 71,28 por ciento de los votos, mientras que el principal candidato opositor, Maurice Kamto --que declaró su victoria un día después de las elecciones-- logró el 14,23 por ciento de los respaldos.

Kamto rechazó horas después los resultados y denunció un "fraude masivo" antes de reiterar que es el ganador de los comicios del 7 de octubre. El candidato opositor Cabral Libii también rechazó el anuncio de Atangana.

Por su parte, el presidente dio las gracias a la población por "su renovada y gran confianza". "Dejadnos que nos unamos para hacer frente juntos a los desafíos a los que hacemos frente para garantizar un Camerún más unido, estable y próspero", indicó en un breve mensaje en su cuenta en Twitter.

Biya, de 85 años, logró así revalidar un régimen que comenzó hace 36 años, en un ambiente crispado por la violencia desatada en varias zonas del país y por las acusaciones de otros partidos.

Alrededor de 6,5 millones de cameruneses estaban llamados a las urnas este 7 de octubre para elegir presidente en unos comicios que los secesionistas anglófonos prometieron hacer descarrilar.

Los insurgentes buscan la independencia de las provincias Noroeste y Suroeste, que fueron colonia británica y optaron por unirse al Camerún francófono en una federación en 1961, si bien en 1972 se dejó paso a una república unida, quedando aparcado el federalismo.