Una campaña de apoyo a Rackete recauda en Alemania medio millón de euros para gastos legales en apenas horas

Publicado 30/06/2019 19:19:40CET
La capitana del 'Sea Watch 3', Carola Rackete, tras ser detenida en Lampedusa
La capitana del 'Sea Watch 3', Carola Rackete, tras ser detenida en LampedusaREUTERS / GUGLIELMO MANGIAPANE

BERLÍN, 30 Jun. (DPA/EP) -

La detención en Italia de la capitana del barco de rescate 'Sea Watch 3', la alemana Carola Rackete, ha provocado una ola de solidaridad en Alemania y campañas como la que ha recaudado más de medio millón de euros (582.000) en apenas unas horas para sufragar los gastos legales de la activista. La página de recaudación es accesible a través de https://www.leetchi.com/c/leben-retten-ist-kein-verbrechen-l....

El cómico Jan Böhmermann y el presentador Klaas Heufer-Umlauf han lanzado una campaña en redes sociales pidiendo donaciones para sufragar los costes legales del proceso iniciado contra ella y su tripulación. "Con los últimos acontecimientos, esta política inhumana, despiadada y sin escrúpulos ha alcanzado un nuevo mínimo", ha declarado Böhmermann.

También el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, se ha sumado este domingo a las críticas a la detención, una postura generalizada en gran parte de la sociedad y los líderes políticos alemanes.

Steinmeier a afirmado en declaraciones a la televisión pública ZDF que, si bien la legislación italiana puede determinar cuándo un barco puede atracar en sus puertos, "Italia no es un país cualquiera. Italia está en el centro de la Unión Europea y por tanto podemos esperar que un país como Italia maneje el caso de una manera distinta".

Las críticas de Steinmeier por la detención de Rackete se unen a las ya realizadas por el ministro de Exteriores, Heiko Maas, quien escribió en su cuenta de Twitter que "no se debe criminalizar el salvamento marítimo. Corresponde a la justicia italiana aclarar rápidamente las acusaciones".

El líder de Los Verdes, Robert Habeck, ha afirmado en declaraciones al medio digital 'Redaktionsnetzwerk Deutschland' que "el verdadero escándalo es ahogarse en el Mediterráneo, la falta de mecanismos legales para los inmigrantes y la ausencia de un mecanismo de distribución europeo".

Por su parte, la eurodiputada de La Izquierda Özlem Demirel ha argumentado que "Carola Rackete no debe estar entre rejas, sino que merece una medalla de reconocimiento por su coraje y humanidad".

También el presidente ejecutivo de Siemens, Joe Kaeser, se ha pronunciado en Twitter a favor de la capitana: "Las personas que salvan vidas no deberían ser arrestadas. Las personas que matan, que siembran y promueven el odio y el sufrimiento, sí". Kaeser es conocido por ser uno de los pocos altos directivos empresariales que comentan la actualidad política.

El barco capitaneado por Rackete atracó en el puerto de la isla italiana de Lampedusa sin tener permiso oficial después de estar más de dos semanas en mar abierto con 40 inmigrantes a bordo.

La embarcación fue confiscada y su capitana arrestada y podría ser acusada de graves delitos. Se encuentra actualmente bajo arresto domiciliario a la espera de la posible imputación este lunes.

Para leer más