El capitán del 'Sewol' regresó deprisa al puente de mando cuando comenzó a escorarse para intentar enderezarlo

Publicado 18/04/2014 11:41:31CET

OKPO/JIND (COREA DEL SUR), 18 Abr. (Reuters/EP) -

El capitan del ferry 'Sewol', que naufragó el miércoles con 475 a bordo en aguas de la costa meridional de Corea del Sur, regresó deprisa al puente de mando cuando el barco comenzó a escorarse e intentó en vano volver a ponerlo recto, según ha relatado uno de sus timoneles.

En el momento del accidente, al timón del 'Sewol' se encontraba el tercer oficial del buque y no el capitán, que se desconoce dónde estaba. El naufragio ha dejado, hasta el momento, 28 muertos, 268 desaparecidos y 179 rescatados. La mayoría de los pasajeros, un total de 340, son alumnos y profesores de un instituto de Ansan, al sur de Seúl.

"No estoy seguro de dónde estaba el capitán antes del accidente. Sin embargo, justo después del accidente, le vi volviendo deprisa al puente de mando delante de mí", ha asegurado Oh Young-seok, uno de los timoneles del barco, que en ese momento no estaba de servicio y se encontraba descansando.

"Él preguntó con calma cuánto se había escorado el buque e intentó reequilibrarlo", ha explicado Oh, en declaraciones desde la cama de un hospital de la ciudad de Mokpo donde se encuentra ingresado junto a otros heridos en el naufragio.

Ceder el timón es un práctica habitual durante la travesía de 400 kilómetros desde el puerto de Incheon a la isla turística de Jejy, que se prolonga durante unas trece horas y media, según han explicado varios tripulantes.

Los buzos han conseguido acceder este viernes al caso del buque hundido, aunque todavía no han alcanzado la zona de camarotes, según ha informado la Guardia Costera surcoreana. Otras fuentes de la Guardia Costera han indicado que los buzos han intentado entrar varias veces en la zona de pasajeros y no lo han conseguido.

"Ni siquiera podemos ver el color blanco del barco. Nuestra gene está tocando el casco con sus manos", ha explicado a los familiares de los pasajeros del 'Sewol' Kim Chun Il, un buceador de la empresa Industria Marina Undine.

Del total de 475 pasajeros del 'Sewol', unos 340 son estudiantes y profesores del Instituto Danwon de Ansan, al sur de Seúl, de los cuales 250 están desaparecidos.