Capturado el líder de la milicia congoleña Raia Mutomboki acusado de violaciones en grupo y otras atrocidades

Publicado 04/04/2019 16:35:45CET

KINSHASA, 4 Abr. (Reuters/EP) -

Un líder rebelde congoleño ha sido detenido acusado de perpetrar violaciones en grupo y otras atrocidades, según ha anunciado este jueves el Ejército de República Democrática del Congo (RDC).

Masudi Alimasi Kokodiko, líder de la temida milicia Raia Mutomboki, fue capturado el martes en el territorio de Shabunda, en la provincia de Kivu Sur, tras resultar herido en un enfrentamiento, según ha explicado el portavoz del Ejército, Dieudonné Kasereka.

Raia Mutomboki se formó en 2005 para combatir a las milicias hutus ruandesas activas en el este de RDC y se convirtió en el más poderoso de los decenas de grupos armados activos en esta zona del país, fronteriza con Ruanda, Uganda y Burundi.

Un informe de un equipo de expertos al Consejo de Seguridad de la ONU del año pasado puso de manifiesto que las fuerzas de Kokodiko habían violado en grupo a 17 mujeres en la localidad de Lubila el pasado septiembre. Además, los expertos acusaron al grupo de usar niños soldado.

En 2012, una investigación dirigida por la ONU determinó que Raia Mutomboki y otras dos milicias eran responsables de las muertes de más de 260 civiles en una ola de masacres y represalias de carácter étnico en la provincia de Kivu Norte.

El nuevo presidente de RDC, Felix Tshisekedi, que asumió el cargo el pasado enero, ha prometido abordar el problema de la violencia de las milicias que operan en el este, donde millones de personas murieron en la guerra civil de 1998-2003.

Christoph Vogel, un investigador que anteriormente asesoró a Naciones Unidas, ha resaltado que el arresto de Kokodiko "coincide con el anuncio del nuevo Gobierno de una agenda deliberada para desarmar a las milicias, pero aún está por ver si se enmarca en un cambio más amplio".

Otro de los señores de la guerra congoleños más infames, Ntabo Ntaberi Sheka, fue juzgado el año pasado acusado de violaciones y otras atrocidades. Los testimonios de las víctimas en el juicio comenzaron la semana pasada.

Contador