La caravana de migrantes continúa su camino hacia EEUU pese a las amenazas de Trump

Caravana de migrantes centroamericanos
REUTERS / EDGARD GARRIDO
Publicado 24/10/2018 18:41:30CET

MADRID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

La caravana de migrantes centroamericanos ha reanudado su camino a través de México con el propósito de alcanzar la frontera con Estados Unidos, a pesar de las amenazas de su presidente, Donald Trump, que este miércoles ha insistido en que "nunca" les dejará cruzar.

El pasado 13 de octubre unas 1.300 personas partieron de la ciudad hondureña de San Pedro Sula rumbo a Estados Unidos. Lograron superar Guatemala, aunque no sin dificultades porque varios migrantes, incluido uno de sus líderes, fueron detenidos, y el pasado viernes llegaban a la frontera con México sumando ya más de 7.000 personas.

En la linde entre Guatemala y México se toparon con una valla metálica y un cordón policial, medidas de seguridad que normalmente no suelen estar. De acuerdo con el Gobierno mexicano y ACNUR, más de 7.000 personas cruzaron de forma ordenada, mientras que entre 2.000 y 3.000 se lanzaron a las aguas del río Suchiate, frontera natural.

Una vez en Ciudad Hidalgo, la localidad mexicana más cercana a la frontera con Guatemala, la mayoría optó por permanecer a la intemperie por miedo a ser interceptados por las autoridades en los albergues habilitados para esta llegada masiva y ser deportados.

Tras unos días de parón, los migrantes han reanudado en las últimas horas su camino y ahora se dirigen desde Huixtla hacia Escuintla, en Chiapas. Argelia Ramírez, una de los portavoces de la caravana, ha asegurado a Reuters que ya son 11.500. "La gente de México nos ha dado mucho más de lo que esperábamos", ha valorado.

Un segundo grupo de unos 2.500 migrantes, la mayoría hondureños, partió el martes de Guatemala para unirse a sus compatriotas en México camino a Estados Unidos y en El Salvador se ha convocado por Facebook una tercera caravana que saldrá el domingo, según informa el diario mexicano 'El Universal'.

Trump ha anunciado que cortará o reducirá "sustancialmente" la ayuda estadounidense a Honduras o Guatemala, porque no han frenado a su gente, y ha puesto en "alerta" a la Guardia Fronteriza y a los militares para blindar la frontera con México, a quien también ha criticado por su gestión de la crisis migratoria.

"Somos una gran nación soberana. Tenemos fronteras fuertes y nunca aceptaremos a la gente que venga a nuestro país de forma ilegal", ha ratificado este miércoles en Twitter. "Quienes defienden la inmigración ilegal, que miren lo que ha pasado en Europa en los últimos cinco años. ¡Un desastre total!", ha espetado.