CELAM.- Los obispos denuncian "agudas diferencias" entre ricos y pobres y reafirman su opción por los más desfavorecidos

Actualizado 31/05/2007 20:54:52 CET

Hacen un llamamiento a los políticos a defender la vida, cuidar la naturaleza y favorecer la comunión de los bienes entre los pueblos

MADRID, 31 May. (EUROPA PRESS) -

Los obispos latinoamericanos denunciaron hoy "las agudas diferencias entre ricos y pobres" que actualmente persisten en los países de esa región y reafirmaron su "opción preferencial y evangélica" por los más desfavorecidos. Así lo manifestaron en el mensaje de clausura de la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe (CELAM), que tuvo lugar desde el 13 de mayo en Aparecida (Brasil).

"Las agudas diferencias entre ricos y pobres nos invitan a trabajar con mayor empeño en ser discípulos que saben compartir la mesa de la vida, mesa de todos los hijos e hijas del Padre, mesa abierta, en la que no falte nadie. Por eso reafirmamos nuestra opción preferencial y evangélica por los pobres", aseguran los prelados en el mensaje, que fue leído por el presidente de la Comisión de Comunicaciones, cardenal Julio Terrazas Sandoval, al término del encuentro.

En el texto, recogido por Europa Press, los obispos también hacen un llamamiento a los dirigentes políticos y a "todas las fuerzas vivas" de la sociedad a "velar por el inviolable y sagrado derecho a la vida y la dignidad de la persona humana, desde su concepción hasta su muerte natural", a cuidar "la casa común, que es la tierra, amenazada de destrucción" y favorecer "un desarrollo humano y sostenible basado en la justa distribución de las riquezas y la comunión de los bienes entre todos los pueblos".

También insisten en la urgencia de subsanar "la raíz de las diversas formas de violencia, enriquecimiento ilícito y corrupción" y promover "una cultura de la honestidad" y, para ello, ofrecen los esfuerzos pastorales de la Iglesia. "Queremos contribuir para garantizar condiciones de vida digna: salud, alimentación, educación, vivienda y trabajo para todos", afirman.

DOCUMENTO FINAL DE APARECIDA.

Así se manifestaron los obispos, antes de remitir al Papa Benedicto XVI, el próximo 11 de junio, el Documento Final de Aparecida, que será dado a conocer, después de que el Pontífice realice su revisión y decida su posterior publicación.

Dicho texto, que resume en 100 páginas la conclusiones de 28 días de diálogo y reflexión sobre la situación de la Iglesia y América Latina, tiene tres grandes partes. La primera, según adelantaron los prelados, se titula 'La vida de nuestros pueblos' y analiza los grandes cambios que están sucediendo actualmente en ese continente y los desafíos que plantea a la Iglesia la globalización, la injusticia estructural y la crisis en la transmisión de la fe.

En la segunda parte, titulada 'La vida de Jesucristo en los discípulos misioneros', se tratan cuestiones relacionadas con la vocación y la misión, con el objetivo de revitalizar la vida de los bautizados para que permanezcan y avancen en el seguimiento de Jesús.

La tercera parte avanza en la misión actual de la iglesia latinoamericana y caribeña considerando las principales acciones pastorales que son necesarias. También se analizan algunos ámbitos y prioridades en las que se quiere impulsar la misión.