Actualizado 03/05/2007 21:48 CET

Chad.- Intermón denuncia que los países donantes ignoran el llamamiento de la ONU mientras la crisis se agrava en Chad

Dice que España, Italia, Japón y Bélgica no han hecho ninguna contribución y que la situación es un fracaso político internacional

MADRID, 3 May. (EUROPA PRESS) -

La ONG Intermón Oxfam criticó hoy a los gobiernos de los países donantes por su "débil respuesta" a la crisis humanitaria en Chad y les exigió que sean más generosos y contesten al llamamiento de ayuda a este país efectuado por Naciones Unidas.

La directora general de la organización, Ariane Arpa, manifestó que "la comunidad internacional ha fallado en su responsabilidad de poner fin a este conflicto". Según destacó, los civiles son las principales víctimas de esta crisis, que en su opinión "es un fracaso político internacional".

"Lo que se tiene que impedir ahora es que esto se transforme en un desastre humanitario internacional por falta de una adecuada financiación", señaló Arpa, quien esta semana regresó de su visita a los campos de refugiados de Djabal y Goz Amer, situados en el este de Chad, en los que Intermón Oxfam gestiona proyectos de suministro de agua potable y saneamiento.

La ONG explicó que en diciembre del año pasado, Naciones Unidas hizo un llamamiento a los países donantes para que contribuyesen con 127 millones de euros, pero hasta el momento el fondo apenas ha recibido 58 millones.

Además, denunció que "sólo el 20 por ciento de las aportaciones se han hecho efectivas, de forma que se puedan usar de forma inmediata para salvar vidas", pero que "algunos de los sectores más importantes, como los de abastecimiento de agua, saneamiento y cobijo siguen sin financiación".

ESPAÑA NO HA HECHO NINGUNA CONTRIBUCIÓN

Intermón Oxfam remarcó que entre los países que no han hecho ninguna contribución se encuentran, entre otros, España, Japón, Italia y Bélgica. En su caso, España debería acelerar el desembolso de los fondos a los que se comprometió hace cuatro meses, por lo que, en total, debería donar 4.200 millones de euros, siguiendo las recomendaciones de "contribuciones justas" de la ONU, basadas en los ingresos nacionales brutos de los países.

Así pues, la ONG pidió a los países más ricos que "hagan sus donaciones urgentemente para poder responder a estas necesidades, que son cada vez más apremiantes". De acuerdo con las "contribuciones justas" propuestas por la ONU, sólo Irlanda, los Países Bajos y Suecia contribuyeron por encima de su cuota, indicó Intermón, que añadió que Francia y Alemania, a pesar de haber hecho ya aportaciones, "siguen bastante por debajo del valor que les fue propuesto". El Reino Unido, por su parte, aseguró a Oxfam que donaría 7,3 millones de euros para ayuda humanitaria en Chad, cantidad que quedaría por debajo de los 8,7 millones propuestos por la ONU.

Según explicó la ONG, el trabajo de Intermón Oxfam en los campos de refugiados de Djabal y Goz Amer está cubriendo las necesidades en agua potable de una población de más de 33.000 personas y para mejorar las condiciones sanitarias con la construcción de letrinas familiares. El objetivo último de todas estas actividades es evitar la propagación y aparición de brotes epidémicos.

Unas 375.000 personas, entre refugiados y desplazados internos, han buscado protección en el sudeste de Chad de los conflictos que proliferan en Sudan y en el proprio Chad, según destacó la organización, que añadió que "en algunas regiones de este país las agencias humanitarias apenas están garantizando cuatro litros de agua por persona, mientras las necesidades básicas se cubren con 15 litros al día".

"Se da la paradoja de que ACNUR (Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados) ha aplicado una medida de urgencia bajando la cantidad mínima a diez litros por persona y día, dada la situación extremadamente crítica de escasez de agua que sufre la región", subrayó, al tiempo que afirmó que la situación se ha agravado en el último mes con la llegada de cerca de 10.000 desplazados que se han instalado en zonas aledañas a los campos de refugiados, ya de por sí muy poblados.