Actualizado 08/05/2007 23:27 CET

Chile.- Ecologistas envían carta a la ONU para rechazar designación de Ricardo Lagos como enviado especial de Ban Ki-Moo

SANTIAGO, 8 May. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

Grupos ecologistas chilenos enviaron hoy una carta pública al secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-Moon, en la que rechazan la designación del ex presidente Ricardo Lagos como enviado especial del organismo para el cambio climático y le piden que "reconsidere" su decisión.

Según los ecologistas, durante su período de seis años en La Moneda, Lagos no habría apoyado realmente las causas medioambientales y consideran que "el caso más emblemático ocurrido durante el mandato de Lagos, fue la aprobación del Proyecto binacional de extracción minera Pascua Lama, ubicado en el norte de Chile, a cargo de la empresa canadiense Barrick Gold.

El proyecto, directa o indirectamente, implica dañar tres glaciares milenarios ubicados en la zona". El ex mandatario será, junto la ex primer ministro noruega Gro Harlem y al ex canciller surcoreano Han Seung-Soo, uno de los tres encargados de mantener informado al líder de la ONU sobre lo que ocurra en los países emisores de gases de efecto invernadero y sus principales mitigadores información que será utilizada en la reunión de evaluación del Protocolo de Kioto, que se realizará en diciembre en Indonesia.

La carta al secretario general de la ONU fue firmada por 17 organizaciones ecológicas y sociales, las que aseveran que Lagos, quien gobernó Chile entre 2000 y 2006, "demostró una total insensibilidad respecto del medio ambiente, impulsando políticas atentatorias contra la sustentabilidad ambiental en beneficio de los intereses de los grandes grupos económicos, incluso defendiendo internacionalmente delitos contra la naturaleza".

"El ex presidente ni siquiera estimó pertinente asistir a la Cumbre de la Tierra del año 2002, organizada por las Naciones Unidas, haciendo representar a Chile por una delegación de segundo nivel", señala la misiva.

Según los firmantes de la carta, el ex gobernante "dejó sin efecto los planes anti contaminación de Santiago que impedían la expansión de la ciudad hacia zonas urbanas; construyó autopistas urbanas que beneficiaron el uso de automóviles particulares, contraponiéndose a los esfuerzos contra el efecto invernadero; e impulsó el sistema de transporte público Transantiago, que se ha convertido en un verdadero desastre para la ciudadanía, provocando un aumento aún mayor en el uso de automóviles".

Asimismo, aseguran que durante su gobierno se permitió el uso del petcoke como combustible para uso industrial y hubo negligencia en la fiscalización de una planta de celulosa, cuya acción causó un la muerte de miles de cisnes de cuello negro en el sur de Chile.