Actualizado 17/01/2008 11:47 CET

China.- Las autoridades anuncian la detención de casi 1.500 personas en su campaña contra la producción de baja calidad

BEIJING, 17 Ene. (De la corresponsal de EUROPA PRESS Débora Altit) -

Las autoridades chinas han anunciado el arresto de 1.480 personas en todo el país tras la puesta en marcha de una campaña de seguridad pública para acabar con la fabricación de alimentos y fármacos de baja calidad.

Según informa la agencia oficial Xinhua, tras el operativo puesto en marcha por la Administración General para la Supervisión de la Calidad, Inspección y Cuarentena, se han cerrado un total de 300 empresas farmacéuticas y destruido cerca de 170 partidas de alimentos y otros productos.

Esta operación, iniciada en agosto y durante cuatro años, ha permitido, señala la agencia, crear también una red de inspección a nivel nacional, en la que están incluidas más de 10.000 empresas.

La imagen de los productos chinos se vio puesta en entredicho el año pasado ante los constantes escándalos alimentarios y sanitarios que saltaron a las noticias y que terminaron costándole el puesto y la vida al ex máximo jefe de la agencia del medicamento, ejecutado tras demostrarse que había recibido sobornos para autorizar fármacos que no habían superado los controles.

Los escándalos comenzaron a reproducirse y afectaron también a productos destinados a la exportación, como la comida para mascotas que mató a miles de perros y gatos en Norteamérica o la pasta de dientes con un producto tóxico que habría causado la muerte de medio centenar de personas en Panamá.

China acusó inicialmente a la prensa extranjera de estar maximizando el problema y sometiendo al país a una campaña de desacreditación para dañar sus exportaciones, aunque posteriormente endureció sus controles y puso en marcha campañas para mejorar la calidad de su producción.