Publicado 29/06/2020 18:21:56 +02:00CET

China califica de "paranoia" el caso del diputado australiano acusado de tener lazos con Pekín

MADRID, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de China han calificado este lunes de "paranoia" el caso del diputado laborista australiano Shaoquett Moselmane, que fue suspendido el viernes del partido por su presunta vinculación al Partido Comunista de China (PCCh).

En una rueda de prensa, el portavoz del Ministerio de Exteriores del gigante asiático, Zhao Lijian, ha lamentado que la actitud de algunos políticos en Australia está "dominada por la chinofobia" y las "conjeturas", lo que llevado a una "pérdida de la razón y la justicia".

"Bajo el pretexto de los valores, muchas veces hacen acusaciones sin base alguna contra China en cuestiones que son de política interna. Estigmatizan y demonizan intercambios normales y propios de la cooperación con altos cargos chinos y envenenan la atmósfera de las relaciones bilaterales", ha aseverado.

Para China, esto es "totalmente irresponsable y poco constructivo", por lo que el Gobierno ha "condenado estos actos de forma firme". Zhao ha asegurado así que China está "comprometida con el desarrollo de relaciones con otros países teniendo en cuenta el respeto y el principio muto de no interferir en los asuntos de otros".

"Interferir en los asuntos internos de otros países no está en los genes de la diplomacia china", ha señalado antes de instar a la parte australiana a abandonar la "mentalidad propia de la Guerra Fría".

La suspensión de Moselmane, que fue ordenada por la líder estatal del partido, Jodi McKay, y por el secretario general de la rama laborista de Nueva Gales del Sur, Bob Nanva, se produjo tras una redada policial en sus propiedades en el marco de una investigación federal por estar bajo presunta influencia del Gobierno chino. Sin embargo, los agentes no han ofrecido más detalles sobre el asunto.

Contador

Para leer más