Publicado 11/12/2019 09:50CET

China, Turquía, Arabia Saudí y Egipto, los países con más periodistas encarcelados en 2019

El presidente de China, Xi Jinping, en una visita oficial a Nepal
El presidente de China, Xi Jinping, en una visita oficial a Nepal - Dipen Shrestha/ZUMA Wire/dpa - Archivo

Eritrea, Vietnam e Irán completan el liderazgo en cifras de reporteros entre rejas

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

China, Turquía, Arabia Saudí y Egipto son los cuatro países con más periodistas encarcelados de todo el mundo, en un año en el que al menos 250 reporteros están entre rejas, según un informe especial del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ).

El estudio, redactado por la periodista Elana Beiser, sitúa a China como el país con más reporteros en la cárcel, con un total de 48 informadores detenidos, seguido por Turquía, con 47 periodistas en prisión. La tercera posición de esta clasificación corresponde a Arabia Saudí, con 26 informadores entre rejas, la misma cifra que Egipto.

La cifra de 250 periodistas encarcelados en todo el mundo en 2019 es una de las más elevadas de los últimos años aunque es menor que los 255 reporteros encarcelados en 2018 y el récord negativo de 2016, el año en que estuvieron en prisión 273 periodistas.

El CPJ ha resaltado que el balance de este año pone de manifiesto que China mantiene su "férreo control sobre la prensa" y que Turquía, que "prácticamente había eliminado todo vestigio de periodismo independiente", ha liberado a periodistas "a la espera de juicio" o de que se resuelvan sus recursos ante los tribunales.

"El autoritarismo, la inestabilidad y las protestas en Oriente Próximo provocaron un incremento en el número de periodistas encarcelados en la región, en particular en Arabia Saudí, que ahora iguala a Egipto como el país con la tercera mayor cantidad de periodistas encarcelados en todo el mundo", ha señalado la organización de defensa de los periodistas.

Tras China, Turquía, Arabia Saudí y Egipto, los países con más periodistas en prisión son Eritrea (16 encarcelados), Vietnam (doce) e Irán (once periodistas en prisión).

MÁS PERIODISTAS ENCARCELADOS BAJO LA ACUSACIÓN DE DAR NOTICIAS FALSAS

El CPJ ha señalado que la mayoría de los reporteros encarcelados "han sido acusados de cometer delitos contra el Estado" pero ha advertido de que ha aumentado a 30 el número de periodistas que están en prisión bajo la acusación de "publicar noticias falsas", frente a los 28 reporteros detenidos bajo esa acusación el año anterior.

"El empleo de este delito, que el Gobierno del presidente egipcio Abdelfatá al Sisi aplica más que ningún otro, ha aumentado dramáticamente desde 2012, cuando el CPJ constató que apenas un solo periodista estaba acusado de este delito en todo el mundo", ha indicado el CPJ.

El informe especial del CPJ señala que, por primera vez en cuatro años, Turquía no lidera la lista de países con periodistas encarcelados pero la reducción de esta cifra "no indica que la situación de los medios turcos haya mejorado".

"Por el contrario, el descenso de 68 periodistas encarcelados en 2018 a 47 periodistas encarcelados en 2019 refleja el éxito de la campaña promovida por el presidente Recep Tayyip Erdogan para eliminar la crítica y el periodismo independiente mediante el cierre de más de 100 medios informativos y la imputación de delitos relacionados con el terrorismo a muchos de sus periodistas", ha explicado.

En este contexto de restricción de la libertad de prensa, el CPJ ha recordado que hay decenas de periodistas turcos que actualmente no están en la cárcel pero que están "a la espera de juicio o en la fase de apelación y aún podrían ser condenados a penas de cárcel, mientras que otros han sido condenados en ausencia y serán arrestados si regresan al país".

Tras señalar que desde que realiza estadísticas de periodistas detenidos a comienzos de 1990, Turquía y China se han disputado con frecuencia "el abominable título del país con la mayor cifra de periodistas encarcelados", el CPJ ha indicado que China ha tenido en 2019 a al menos 48 reporteros entre rejas. "Esta cifra ha aumentado progresivamente conforme el presidente Xi Jinping ha consolidado el dominio político sobre el país y ha instituido controles cada vez más férreos sobre los medios informativos", ha advertido.

La organización de defensa de los periodistas ha señalado que la "campaña represiva" de las autoridades chinas en la provincia de Xinjiang "ha llevado al arresto de decenas de periodistas, entre ellos algunos que al parecer han sido encarcelados por la actividad periodística de años anteriores".

En relación a Arabia Saudí, el CPJ ha denunciado que el número de periodistas presos ha ido aumentando desde 2011 y que las autoridades han escogido como "blanco" a varios periodistas que aparentemente habían dejado de trabajar.

"Las autoridades saudíes apenas disimulan la falta de debido proceso. En 18 de los casos de periodistas presos, no se ha informado del delito de que se les acusa y los que han sido juzgados han sido condenados de manera secreta y a menudo precipitada", ha asegurado.

En opinión del CPJ, "los arrestos y las violaciones documentados muestran cómo el príncipe heredero Mohamed bin Salman, a quien los servicios de Inteligencia estadounidenses y la investigación independiente de un relator de Naciones Unidas apuntan como el responsable del asesinato del columnista del 'Washington Post' Yamal Jashogi en 2018, continúa su brutal represión contra la disidencia".

En Egipto, la cifra de periodistas detenidos asciende a 26 reporteros mientras las autoridades, "en otra cruel manifestación" de su temor, obligan a algunos de los reporteros liberados, incluidos el fotoperiodista Mahmud Abú Zeid, conocido como 'Shawkan', y el destacado bloguero Alaa Abdelfattah, a presentarse cada noche en una comisaría.

"Aunque depende del criterio de las autoridades qué periodistas deben quedarse o solamente presentarse e irse, Shawkan ha pasado todas las noches en una comisaría de Policía desde su liberación de la prisión de Tora el 4 de marzo, según un pariente, y, por ello, el CPJ mantiene el caso en su relación de periodistas presos", ha explicado.

En cuanto a Irán, el CPJ ha denunciado que las autoridades de la República Islámica han aumentado a once la cifra de periodistas detenidos en 2019. Tras denunciar que en Argelia al menos tres periodistas fueron encarcelados durante las protestas a favor de la democracia, ha señalado que en Rusia hay al menos siete reporteros entre rejas, cuatro de ellos por su trabajo informativo en la "ocupada" península de Crimea.

En África subsahariana, el CPJ contabiliza 39 periodistas en prisión, la mayoría de ellos en Eritrea. La ONG ha advertido de que la libertad de expresión está retrocediendo en Etiopía y en Nigeria, dos de los países más poblados de África.

El informe del CPJ evidencia que el 98 por ciento de los periodistas encarcelados en todo el mundo son reporteros de prensa local que cubrían noticias en su propio país. Tres de los cuatro periodistas extranjeros encarcelados están detenidos Arabia Saudí y el cuarto en China.