Claves para entender la desaparición de los estudiantes en Iguala (México)

Protestas por la desaparición de 43 estudiantes mexicanos
Foto: STRINGER . / REUTERS
   
Actualizado 17/10/2014 16:45:54 CET

MADRID, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Desde el pasado 26 se septiembre se desconoce el paradero de 43 estudiantes normalistas mexicanos después de que su protestas, en el estado de Guerrero, acabaran en enfrentamientos con la Policía. Un caso que ha despertado la alarma en todo el país y que resumimos en los siguientes puntos.

EL ESTADO DE GUERRERO

   El estado de Guerrero es uno de los más peligrosos de México, según los datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública, con la mayor tasa de asesinatos de todo el país, 29 homicidios premeditados por cada 1.000 habitantes, por delante de Sinaloa y Chihuahua.

   Este estado también aparece como la zona de México donde se producen más secuestros, robos y violaciones sexuales. De hecho, el propio gobernador de Guerrero ha admitido que "hay lugares en los que manda la delincuencia organizada" y no la ley.

   De enero a agosto de 2014 se produjeron en Guerrero 1.029 asesinatos --la mitad de ellos con armas de fuego-- 11 casos de extorsión y 81 secuestros, situándose por tercer año consecutivo en el primer puesto en número de homicidios premeditados.

¿QUÉ PASO EL 26 DE SEPTIEMBRE EN IGUALA?

   El pasado 26 de septiembre, estudiantes normalistas de la escuela Ayotzinapa se manifestaban en Iguala, en el estado de Guerrero. Según han relatado los estudiantes, al terminar las protestas y cuando ya se retiraban, un grupo de policías municipales disparó contra sus vehículos iniciando los enfrentamientos.

   Como consecuencia: seis jóvenes perdieron la vida y otros 17 resultan heridos. Aunque durante los primeros días se habló de 58 desaparecidos, e incluso los responsables de la escuela Ayotzinapa hicieron publica una lista con los nombres de los estudiantes, poco después la cifra se redujo a los actuales 43 estudiantes de los que todavía hoy se desconoce su paradero. Algunos de los jóvenes aparecieron y confirmaron que habían estado escondidos por miedo a las represalias y a la violencia de la Policía Preventiva Municipal de Iguala.

   El equipo de fútbol los Avispones de Chilpancingo también fue agredido y uno de sus jugadores falleció.

¿QUÉ PAPEL JUGO LA POLICÍA?

   En total, la Fiscalía General de México ha informado de la detención de 44 policías acusados de homicidio. En palabras del gobernador de Guerrero, "hay muchos municipios que se encuentran totalmente infiltrados, lugares donde quien manda es la delincuencia organizada y los policías municipales corruptos".

   Los familiares de los estudiantes y testigos de los sucesos no han cesado en sus denuncias, acusando directamente los policías locales de  detener y llevarse en furgones a los jóvenes ahora desaparecidos. Hechos que algunos de los detenidos han confesado. Además, han confirmado que tras retenerlos entregaron a los estudiantes a sicarios del grupo 'Guerreros Unidos'.

Estudiantes desaparecidos

¿Y EL ALCALDE DE IGUALA?

   El alcalde de Iguala, José Luis Abarca, huyó de la ciudad junto a su mujer tras producirse los sucesos. Según explicó, estaba en una fiesta durante el ataque. El pasado 30 de septiembre solicitó una baja de 30 días. Desde entonces se desconoce su paradero.

   En su huída, el alcalde se llevo de su despacho objetos de valor, pero también un gran número de documentos que podrían ayudar a esclarecer lo ocurrido.

   Según precisó en una entrevista a MVS, el procurador general de México, Jesús Murillo Karam, Abarca no está bajo orden de detención, pero sí se le está buscando para que declare sobre los hechos.

   Además, ha reconocido que se podía haber evitado la tragedia de Iguala si se hubiera actuado antes contra su alcalde. En 2013 el procurador se entrevistó en diferentes ocasiones con un hombre que decía tener pruebas y poder facilitar testigos que relacionasen a Abarca con criminales y con el asesinato de tres militantes del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en Guerrero. Sin embargo, nunca llegó a entregarle las pruebas, por lo que el caso no prosperó.

   Los últimos datos de la investigación abierta por la Procuraduría General de la República (PGR) han confirmado que Abarca habría abandonado el estado de Guerrero pero "sigue en el país".

¿Y EL GOBERNADOR DE GUERRERO?

   "Tengo la conciencia tranquila", aseguraba el gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, mientras se negaba a presentar su dimisión como pedían los familiares de los desaparecidos que le han acusado de conocer la violenta forma de actuar del alcalde de Iguala, José Luis Abarca, y de no hacer nada para evitarlo.

   "No tengo nada de qué avergonzarme, nunca me he manchado las manos de sangre. No me voy a ir como un asesino ni como un vil delincuente", ha asegurado. Solo dimitirá si así lo deciden los ciudadanos de Guerrero en un referéndum.

   Sin embargo, el PAN ha solicitado que el Senado lo expulse de su cargo y sea un gobernador provisional quien ostente el poder hasta la celebración de elecciones, previstas para el próximo junio. También su partido, el PRD, le ha dado la espalda y ha defendido que debe ponderar si es pertinente que permanezca presidiendo el Gobierno de Guerrero.

Estudiantes desaparecidos

LOS SICARIOS DE 'GUERREROS UNIDOS'

  'Guerreros Unidos' es una organización criminal que centra sus acciones en los estados de Guerrero y Morelos y que muchos definen como un pequeño cártel por su vinculación al gran cártel de los Beltrán Leyva.

   Aunque en un principio los Beltrán Leyva trabajaban junto a la organización de Sinaloa, desde 2008 es un cartel aparte que forjó alianzas con los Zetas y el Cartel del Golfo

   De este ambiente salen los sicarios a los que se les acusa de la desaparición de los 43 estudiantes.

FOSAS COMUNES

   Como resultado de las investigaciones iniciadas tras la desaparición de los jóvenes, se han encontrado más de una decena de fosas comunes. La forma en la que se encontraron los cuerpos, sobre un lecho de hojas, carbonizados y algunos mutilados, apuntaba una mayor vinculación con el crimen organizado, reforzando la vinculación de los 'Guerreros Unidos'.

   El martes, el Gobierno mexicano anunció que los 28 cuerpos exhumados de las primeras fosas no corresponden con los 43 estudiantes normalistas. El fiscal general ha asegurado que las pruebas de ADN han relevado que no son los estudiantes.

Estudiantes desaparecidos

   Aun así, los familiares no confían en la respuesta del Gobierno por lo que han dicho que solo tendrán en cuenta los resultados que obtenga el Equipo Argentino de Antropólogos Forenses, que está tratando de identificar los cuerpos de los normalistas desaparecidos.

PROTESTAS Y DISTURBIOS

   La respuesta de los familiares y compañeros normalistas no se hicieron esperar. Decenas de manifestaciones llenaron las calles de Iguala y de ciudades vecinas para, poco a poco, extenderse a todo el país.

   Entre las protestas destacan la ocupación por parte de estudiantes y profesores de ayuntamientos del estado de Guerrero, varias jornadas de huelga estudiantil o la ocupación e incendio del Palacio de Gobierno de Guerrero.

   Dentro del llamado 'Plan de acción', se prevé que el 18 y 19 de octubre se ocupen también los medios de comunicación del estado de Guerrero para informar a la ciudadanía de los avances de la investigación de forma independiente.

¿QUÉ HA HECHO EL GOBIERNO AL RESPECTO?

   Al menos 1.200 efectivos de las fuerzas federales extienden por "aire, tierra y agua" la búsqueda de los 43 estudiantes desaparecidos.

   Además, el comisionado Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, ha dicho que se han desplegado en Iguala 896 elementos de la policía federal, incluida la Gendarmería. De esos agentes, 300 están centrados en la búsqueda de los normalistas y el resto a la seguridad pública, tal y como publicó el diario mexicano 'Milenio'.

   Por su parte, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, ha creado un gabinete de seguridad asegurando que "la prioridad en estos momentos es encontrar a los jóvenes". Además, en una comparecencia pública, el presidente prometió que "todo el peso de la ley" caerá sobre los culpables.