Actualizado 22/12/2007 23:04 CET

C.Marfil.- Comienza el desarme de los grupos armados de Costa de Marfil

TIEBISSOU (COSTA DE MARFIL), 22 Dic. (EP/AP) -

Cientos de militares abandonaron la zona de separación que dividía Costa de Marfil y regresaron a sus cuarteles, primer paso de la aplicación del programa de desarme nacional que debería poder materializarse en un plazo de tres meses.

Los rebeldes, situados al norte del país, también deberán retirarse y abandonar sus posiciones para, posteriormente, entregar sus armas. El objetivo final es lograr la integración de los guerrilleros en el Ejército regular o su eventual desmovilización.

"Desde hoy os retiraréis de los frentes. No hay más frentes en Costa de Marfil", afirmó el presidente del país, Laurent Gbagbo, en un discurso pronunciado ante los militares destacados en Tiebissou, una de las posiciones más simbólicas para las tropas gubernamentales, situada a unos 350 kilómetros al norte de la principal ciudad del país, Abiyán.

Varios cientos de militares subieron después en camiones y abandonaron la localidad para acuartelarse en la capital, Yamoussoukro.

El primer ministro del país, Guillaume Soro, quien lideró la insurgencia hasta el logro de los acuerdos de paz de marzo, respaldados por el vecino Burkina Faso, también quiso celebrar el inicio del repliegue. "Este es un día importante porque marca de manera efectiva y concreta el comienzo del desarme", declaró.