Actualizado 17/01/2008 03:57 CET

Colombia.- Colombia defiende ante la OEA la no injerencia en sus asuntos internos

BOGOTÁ, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

Sin mencionar directamente a Venezuela, el embajador colombiano en la Organización de Estados Americanos (OEA), Camilo Ospina, recordó a las demás naciones el principio de no intervención en los asuntos internos de los demás países.

"Colombia agradece la preocupación internacional, de la OEA, y en particular de los estados miembros de la organización por los efectos del terrorismo en su territorio y en particular por la inhumana situación en que se encuentran los secuestrados por las FARC", aseguró el embajador, indicó el diario 'El Tiempo'.

"Ratifica, también, sus compromisos con el derecho internacional, y muy especialmente, con el principio de la no intervención en los asuntos internos de los estados", aseguró Ospina durante una sesión del Consejo Permanente de este organismo en Washington. Además, el diplomático aclaró igualmente, y en tono enérgico, que "se agradece la cooperación internacional en la medida en que esta sea solicitada por el Gobierno".

El embajador ofreció esas declaraciones tras leer un discurso pronunciado por el presidente colombiano, Álvaro Uribe, en Guatemala en el que explicó las razones por las cuales el mundo considera a las FARC un grupo terrorista y su rechazo a la solicitud hecha por el mandatario venezolano, Hugo Chávez, de excluir al grupo guerrillero de las listas internacionales de terrorismo y antes otorgarles un estatus de beligerancia.

REACCIONES

Por su parte, el embajador alterno de Venezuela ante la OEA, Nelson Pineda, usó también la palabra para defender la posición de su Gobierno. Según Pineda, "absolutamente nada podrá impedir que Venezuela avance en las iniciativas de paz" para Colombia. De acuerdo con el funcionario, se trata de una obligación pues "la paz de Colombia es la paz del hemisferio".

Asimismo, Pinedo aseguró que la paz no podía ser una "posición romántica" y debía abordarse desde la vía política. "No hay solución militar para el conflicto colombiano (...) Es por eso que Chávez ha hecho todos estos esfuerzos", dijo Pineda tras catalogar lo dicho por Chávez como una "opinión". Aun así, reiteró que Venezuela no actuará sin el beneplácito colombiano.

Además, el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, entró a terciar indicando que todos los países -incluido Venezuela-, estaban de acuerdo en que el tema de la paz o del intercambio humanitario le correspondían exclusivamente a Colombia. "La comunidad internacional puede apoyar -afirmó- pero siempre y cuando el Gobierno de Colombia así lo quiera".

Según Insulza, la OEA mantenía toda la disposición para seguir cooperando con el país en el proceso de paz con los grupos paramilitares y en la búsqueda de una solución para la problemática de los secuestrados.

Además, la cita en el Consejo Permanente vivió otro momento de tensión cuando el embajador de Nicaragua criticó a Estados Unidos por defender el rótulo terrorista de las FARC. Según el embajador, EEUU no tenía autoridad moral para señalar a nadie de terrorista cuando aplicaba "terrorismo de Estado" al invadir países como Irak o Afganistán. Canadá salió en defensa de su vecino del sur al precisar que las fuerzas militares que actúan en Afganistán lo hacen bajo el aval de Naciones Unidas y por invitación del Gobierno afgano.