El Gobierno colombiano y las FARC publican los acuerdos parciales

Actualizado 25/09/2014 8:31:12 CET
Portavoces de las FARC en los diálogos de paz con el Gobierno en La Habana.
Foto: REUTERS

BOGOTÁ, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han difundido este miércoles los borradores de los acuerdos parciales de paz alcanzados hasta el momento en La Habana (Cuba), con el objetivo de informar sobre lo que realmente se ha estado negociando hasta ahora, debido a los incesantes rumores.

   "Las delegaciones del Gobierno y las FARC damos a conocer hoy a los colombianos la totalidad de los borradores conjuntos de lo acordado hasta el momento en la mesa de conversaciones", han dicho en un comunicado conjunto.

   Los borradores publicados este miércoles hacen referencia a compromisos puntuales que asumirán las FARC, como su decisión de participar en la erradicación de cultivos ilícitos, mientras que por el lado del Gobierno se concreta la financiación de algunos proyectos.

   Estos acuerdos parciales de las negociaciones para poner fin al enfrentamiento que ha dejado más de 200.000 muertos y millones de desplazados en los últimos cincuenta años están disponibles en la siguiente página: www.mesadeconversaciones.com.co.

   Las partes han explicado que estos borradores "se refieren a los puntos unos, dos y cuatro", referidos al desarrollo agrario rural, a la participación política y al problema sobre los cultivos ilícitos y a la agenda del Acuerdo General de agosto de 2012.

   Las delegaciones de paz han explicado que algunos de los subpuntos no están incluidos en estos borradores porque, "a juicio de las FARC, existen salvedades que están referidas a temas cobijados por el Acuerdo General y, por tanto, deben discutirse"; mientras que, "a juicio del Gobierno, la mayoría de estos temas no forman parte de la agenda y con otros no está de acuerdo".

   "En todo caso, --han recordado--, los acuerdos se rigen por el principio de que 'nada está acordado hasta que todo esté acordado'", lo que significa que "hasta que no haya acuerdo sobre todos los puntos en su conjunto, no hay un acuerdo definitivo sobre ninguno de ellos".

DECLARACIONES DE HUMBERTO DE LA CALLE

   El jefe negociador de Gobierno Nacional, Humberto De la Calle, ha denunciado que los opositores "han aprovechado el desconocimiento general (...) para poner en circulación toda clase de versiones y rumores que pretenden desinformar, que buscan crear desconfianza y que en nada corresponden a los textos de lo acordado".

   Por ello, aunque De la Calle reconoce que la confidencialidad es necesaria para poder alcanzar acuerdos, "como ocurrido en todos los procesos de paz serios del mundo", celebra la publicación de los textos, con los que "los ciudadanos podrán formarse su propia opinión sobre los acuerdos".

   "Que los colombianos comparen lo que hemos informado con los textos auténticos que hoy entregamos y que comprenden la totalidad de lo pactado. Verán que hemos informado lealmente. Deberán concluir que no hay nada oculto", ha añadido el funcionario colombiano.

   De la calle insiste en que el Gobierno tiene una "profunda convicción" de que estos acuerdos representan "transformaciones necesarias para sentar las bases de la paz y para asegurar que el conflicto no se repita" y aclara que los puntos señalados con paréntesis y asteriscos están pendientes de resolver.

   "Son 65 páginas de acuerdos que sientan las bases para que este conflicto de 50 años no se repita, para que se fortalezca el Estado Social de Derecho en todo el territorio y para que las futuras generaciones de colombianos tengan una vida mejor", ha concluido.

FRENO A LAS ESPECULACIONES

   Por su parte, el comunicado conjunto del Gobierno y las FARC añade que desde que comenzaron los trabajos en la construcción del acuerdo final de paz, se han dado a conocer "de la manera más fidedigna posible" los avances de la mesa.

   Sin embargo, --han lamentado-- "persisten todo tipo de especulaciones sobre lo acordado". "Especulaciones que son producto unas veces del desconocimiento de los comunicados y los informes y otras de una intención clara de desinformar a la opinión pública", añaden los grupos negociadores del Gobierno y las FARC.

   Por ello, "y como una medida de transparencia", han decidido "hacer públicos los textos de los borradores conjuntos", que "representan el resultado de casi dos años de discusiones intensas y, con frecuencia, difíciles sobre los puntos de la agenda del Acuerdo General".

   "Ambas delegaciones estamos convencidas de que contienen transformaciones importantes para sentar las bases de la paz y asegurar la no repetición del conflicto", han sostenido, insistiendo en que su eventual implementación "representaría un avance enorme en la promoción del bienestar de los colombianos".

DIÁLOGO DE PAZ

   Desde el 8 de octubre y el 19 de noviembre de 2012 en Oslo y La Habana, respectivamente, Gobierno y FARC llevan a cabo un diálogo de paz basado en una agenda de seis puntos para poner fin a más de cinco décadas de conflicto armado, en las que han muerto 600.000 personas.

   Tras seis meses de intensas negociaciones, finalmente el 26 de mayo de 2013 las partes pactaron sobre desarrollo agrario y rural, el primer punto de la agenda y el más importante para la guerrilla, ya que sobre él pivota toda su lucha armada.

   El segundo acuerdo del proceso de paz llegó el pasado 6 de noviembre, sobre participación política. Los puntos clave son el compromiso para crear un estatuto de la oposición, que establezca sus derechos, deberes y garantías, y una reforma electoral, que incluye circunscripciones transitorias.

   A ellos se suma un tercer acuerdo alcanzado el pasado 16 de mayo sobre el problema de los cultivos de drogas ilícitas, por el cual las FARC se han comprometido a romper todos sus vínculos con el narcotráfico, una de sus principales fuentes de financiación.

   Las partes iniciaron el pasado 12 de agosto las conversaciones sobre el reconocimiento y la reparación a las víctimas, tema al que seguirán el abandono de las armas y el mecanismo de refrendación del acuerdo final de paz.

Para leer más