Colombia.- Obligan a un sacerdote a tomarse 30 días "de descanso" tras sus revelaciones sobre el caso Betancourt

Actualizado 09/04/2008 23:50:12 CET

BOGOTA, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un sacerdote colombiano de San José del Guaviare ha sido obligado por sus superiores a tomarse 30 días "de descanso" después de que declarara públicamente detalles sobre el secuestro de la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt.

Se trata de Manuel Mancera, párroco de La Libertad en el municipio de El Retorno, que reveló la presencia en esa zona del país de un grupo de guerrilleros con la ex candidata presidencial para que recibiera atención médica dedido a su delicado estado de salud.

La decisión de obligar a tomarse un "descanso" al sacerdote ha sido del obispo de la Diócesis de San José del Guaviare, monseñor Guillermo Orozco, según informa la emisora local RCN, de la que se hace eco Europa Press.

"Lo que el obispo quiere es que me retire totalmente de la Diócesis, que me vaya un tiempo a descansar y después cuando vuelva (me diga) 'aquí no hay trabajo'. Ha obrado muy ligeramente porque ni siquiera ha hablado conmigo", indicó el sacerdote.