Actualizado 17/01/2008 08:25 CET

Colombia.- Oliver Stone explica su opinión sobre el fenómeno de las FARC

LONDRES, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

Uno de los invitados a la frustrada liberación de rehenes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) del pasado 31 de diciembre fue el director de cine estadounidense Oliver Stone, explicó hoy su posición ante el fenómeno guerrillero.

Según explicó en entrevista exclusiva con la BBC, Stone creció de pequeño viendo películas donde los protagonistas eran héroes como Emiliano Zapata o Pancho Villa, héroes que para Stone son "genuinos" en su lucha contra las injusticias.

De allí surgió su interés por los movimientos revolucionarios de América Latina y en particular sobre la compleja realidad de Colombia. Sobre su opinión sobre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), consideradas como terroristas por el gobierno colombiano, Estados Unidos y la Unión Europea, Stone señaló que eran un producto de la violencia que viene desde hace años afectando al país.

"Todo es relativo en este mundo. El movimiento de las FARC surgió de 50 años de derramamiento de sangre en Colombia que es uno de los países más violentos del mundo y las FARC son una consecuencia de esta revolución entre quienes tienen y quienes no tienen", indicó el director de cine. "Las FARC han hecho muchas cosas y yo condeno los secuestros y las actividades criminales", añadió.

Además, Stone añadió que "(las FARC) están en una lucha desesperada contra un Gobierno muy fuerte, arropado por Estados Unidos, que les envía unos mil millones de dólares al año en una guerra secreta que anima a los grupos paramilitares a matar a la gente que intenta cambiar las cosas".

Asimismo, el cineasta defendió el papel que jugó el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, en el proceso de intercambio humanitario. "Lo que Chávez está proponiendo hacer es poner a las FARC sobre las mesa, como se hizo en Inglaterra con el Ejército Republicano Irlandés, el IRA, o como se hizo con la OLP. No tratarlos como una organización terrorista sino como una insurgencia política, con derechos", concluyó Stone.