Actualizado 17/01/2008 05:14 CET

Colombia/Venezuela.- Gobierno venezolano considera "insólito e inaceptable" acusación de Colombia sobre injerencia

CARACAS, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

La cancillería venezolana consideró hoy como "inaceptable" la acusación de Bogotá de injerencia en los asuntos internos de Colombia, que prepara una protesta contra la petición del presidente venezolano, Hugo Chávez, de que se retire el calificativo de terroristas a las guerrillas colombianas.

"Es insólito e inaceptable que el Comisionado Gubernamental para la Paz en Colombia, Luis Carlos Restrepo, acuse al Gobierno Bolivariano de injerencia en los asuntos internos de su país", expresó el vicecanciller, Jorge Valero, en un comunicado divulgado hoy, y citado por la cadena Globovisión.

El Gobierno venezolano, expresa el comunicado, "está a la espera de la anunciada nota de protesta colombiana por la solicitud de Chávez de retirar el calificativo de terroristas a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y dará oportuna respuesta sobre su contenido".

Según el la nota difundida, "Venezuela ha dado pruebas en abundancia que la defensa de la soberanía y la autodeterminación de los pueblos constituyen pilares fundamentales de su política exterior".

ACUSACIONES DE VENEZUELA

Llama la atención, expresa la declaración, que "uno de los principales defensores del intervencionismo foráneo en su propio país", pretenda erigirse en "porta estandarte" de la soberanía y acuse al Gobierno venezolano de "injerencia en los asuntos internos". Si algo amenaza la soberanía colombiana, agrega, es la ostensible presencia militar de Estados Unidos en el conflicto interno de Colombia, precisó Valero.

La declaración recordó que el presidente Chávez ha actuado como mediador o activado sus buenos oficios a solicitud de las propias autoridades colombianas, e "interpretando el clamor del pueblo colombiano reclama la búsqueda de soluciones políticas". Valero también calificó de incomprensible desestimar la posibilidad que Chávez continúe brindando sus buenos oficios en procura de la paz y lograr la liberación de otras personas.

Apuntó asimismo que las propuestas en torno al tratamiento a las FARC y al Ejército de Liberación Nacional (ELN) se inscriben en el propósito de "humanizar" el conflicto armado y constituyen un peldaño en la búsqueda de la paz.

"Es evidente, y está por lo demás demostrado, que el conflicto armado en Colombia no tiene solución militar, y la vía del diálogo y de la negociación política, son las únicas opciones posibles para alcanzar la paz", subrayó la declaración.

Horas antes, Restrepo había anunciado que Bogotá protestará formalmente por la iniciativa de Chávez de pedir que se retire el calificativo de terroristas a las guerrillas colombianas de las FARC y el ELN. Restrepo dijo que Colombia considera el pedido de Chávez como una "injerencia en los asuntos internos de Colombia".

Valero, quien también es representante de Venezuela ante la OEA, dijo que la propuesta de Chávez en torno al tratamiento a los insurgentes se inscribe "en el propósito superior de humanizar el conflicto armado en el hermano país de Colombia".